Puebla, Pue. El sector de la construcción en la entidad analiza aplazar proyectos hasta mediados de febrero de este año, debido al alza de los combustibles y la depreciación del peso frente al dólar, que ha traído un efecto en cadena en el aumento de precios de materiales y el acero.

Alberto Ramírez y Ramírez, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) local, comentó que bajo esas condiciones de inestabilidad económica sus afiliados no pueden asumir el riesgo de arrancar obras, pues entre ellos estiman que el valor de cada proyecto subiría hasta 30 por ciento.

Mencionó que los desarrolladores de vivienda y de plazas comerciales son los más preocupados, pues alrededor de 30 proyectos estaban previstos arrancar en este mes, mientras los que están en desarrollo desde el año pasado tendrán que hacer un ajuste a sus presupuestos.

Este aplazamiento, indicó, impacta en la generación de empleos, ya que en cada obra se pueden generar entre 300 y 800 empleos directos, según el tamaño y el tiempo de construcción, que en algunos casos duran hasta dos años.

Expuso que la situación apunta a tomar esa decisión por algunos de sus agremiados, quienes mediante sociedades están detonando proyectos grandes.

No estamos en el momento de arrancar obras con esa incertidumbre económica que vive el país, ya que nosotros mismos estaríamos ahorcándonos y con el riesgo de tener que parar trabajos, lo cual no conviene a la empresa y los trabajadores .

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) de Puebla, en el presente año está previsto hacer 13,871 casas, donde 60% es para esta ciudad y en sus municipios vecinos de San Pedro Cholula y San Andrés Cholula.

Obra pública

Alberto Ramírez y Ramírez dijo que en plazas comerciales son al menos 10 los que estarían en stand by hasta ver una estabilidad en los precios de los materiales, como el acero, ya que hoy las construcciones tienen 60% de estructura metálica y los demás prefabricados y acabados .

Manifestó que las obras públicas, con el cambio de gobierno estatal, arrancarían en marzo, pues un mes antes saldrían las primeras licitaciones y en ese tiempo se definiría al o los ganadores de proyectos.

Entre las obras que la siguiente administración prevé impulsar a partir de su entrada el 1 de febrero está la línea 3 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), conocida como Metrobús, cuya inversión es de 550 millones de pesos, la cual tendrá un recorrido de 18 kilómetros, con un total de 25 paradas.

[email protected]