La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció el asesinato de un defensor del medio ambiente en Guerrero y pidió al gobierno de Felipe Calderón investigar el hecho y encontrar a los culpables.

El 18 de abril Javier Torres, de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán, fue asesinado por hombres armados en el municipio de Petatlán, en un ataque en el que fue herido también su hermano Felipe, según la información que maneja la CIDH.

El asesinato habría estado relacionado con las actividades de Torres en defensa del medio ambiente en la sierra de Petatlán, señaló un comunicado.

La Comisión insta al gobierno mexicano "a investigar este crimen, esclarecerlo judicialmente y sancionar a los responsables materiales e intelectuales" y a tomar medidas inmediatas de protección para garantizar la vida de los familiares de Torres.

Torres y su familia habían recibido amenazas y sufrido atentados desde 2007.

En diciembre de 2008, Torres denunció haber sido detenido ilegalmente por soldados, que lo entregaron a otras personas que lo torturaron, señaló la CIDH, ente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

DOCH