El robo de cobre ya no afecta a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Querétaro, aseguró el superintendente, Mauricio Reyes Caracheo, al justificar que el cambio de material ha abonado en la materia.

Anteriormente se perdían cerca de 18,000 pesos anuales por subestación por este tipo de problemática , dijo.

Refirió que, recientemente, las 30 subestaciones con las que cuenta la CFE en la entidad cuentan con una aleación de cobre, aluminio y acero en sus componentes en vez de únicamente cobre.

Cambiamos de tecnología, ya no usamos cobre, ahora ponemos otro material que no le es atractivo a los amantes de lo ajeno , refirió el superintendente.

Agregó que en cada subestación cuentan con 20 metros de este material y el costo de mantenimiento es de 120,000 pesos al año; tenemos 30 subestaciones, en ésas tenemos esa tecnología. Eliminamos el riesgo por robos. Gastamos 120,000 pesos en el año , dijo.

Quejas

En materia de quejas por el servicio brindado, el superintendente de la CFE afirmó que han disminuido e inclusive llegaron a la mitad.

Recordó que durante el 2011 comenzaron con una cifra de cuatro inconformidades por cada 1,000 usuarios; sin embargo, el año concluyó con dos quejas por cada 1,000 personas.

En los indicadores que manejamos de quejas, hemos cerrado muy bien, hemos ido disminuyendo, iniciamos el año con cuatro quejas por cada 1,000 usuarios y terminamos el año con cerca de dos quejas por cada 1,000 usuarios , refirió el funcionario federal, el cual agregó que seguirán realizando esfuerzos para reducir las inconformidades de los usuarios.