La Comisión Federal de Electricidad (CFE) con base en Querétaro buscará que -al término del año-cerca de 108,000 usuarios se incorporen al nuevo esquema para el pago de servicio denominado pago programado, mediante el cual se utiliza una tarjeta.

De acuerdo con el superintendente de la CFE, Mauricio Reyes Caracheo, actualmente son 30,000 usuarios en todo el estado que han decidido migrar a este sistema, el cual facilita el servicio a los consumidores. Agregó que en la entidad existen aproximadamente 520,000 contratos.

Es un medidor electrónico que va vinculado a una tarjeta, no puede haber una tarjeta que opere con otro medidor. El pago se reduce un mes, y en este caso no hay depósito en garantía, antes se hacía un cobro por contrato , explicó.

El sistema, sostuvo Reyes Caracheo, facilita al usuario y al personal de la Comisión otorgar el servicio y, en caso de no realizar el pago, no hay una reconexión, es decir, el mismo usuario utiliza la tarjeta para el trámite.

Se desactiva el medidor, en dado caso de que se pase el día de pago acude a realizarlo con la tarjeta, y regresa al medidor, pasa la tarjeta y tiene luz, no tiene que esperar a que se reconecte por parte de los trabajadores , explicó.

El superintendente de la zona Querétaro dio a conocer que a través de este nuevo sistema se ahorra hasta 18% del consumo de energía, dado que el consumidor cuenta con la ventaja de desinstalar la energía generada en el hogar.

De acuerdo con el documento prospectiva del Sector Eléctrico 2012-2026 de la Secretaría de Energía (Sener), la zona centro-occidente (donde se ubica Querétaro) generó 48,145 gigavatios hora (GWh) durante el 2011; la entidad representó 9.3% de los pagos.