Cancún, Qroo. El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) anunció que impugnará la aprobación del megadesarrollo turístico-inmobiliario Soto Lindo que fue palomeado en diciembre pasado por Semarnat y que prevé la construcción de más de 9,600 cuartos hoteleros en la zona continental de Isla Mujeres, a 10 minutos de Cancún.

El centro argumenta que el proyecto viola el Programa Ecológico de Ordenamiento Local y el Plan de Desarrollo Urbano del estado, además de poner en peligro la migración de más de 26 especies de aves a la región.

Alejandra Serrano, representante del CEMDA en Quintana Roo, dijo que previo a la aprobación del proyecto, solicitaron la realización de una consulta pública mediante la cual hicieron varias observaciones como la de que el uso de suelo de los terrenos donde se construirá el complejo son turístico-comercial, pero se prevé la construcción de zonas residenciales que violan flagrantemente el Plan de Desarrollo Urbano vigente.

La ambientalista anunció que están solicitando a Semarnat los pormenores de los permisos ambientales para poder proceder legalmente con la impugnación del proyecto.

Este diario dio a conocer hace unas semanas la aprobación del megaproyecto, disponible para su consulta en Internet, la cual consigna que el proyecto se subdivirá en 46 grandes lotes con una densidad aprobada de 9, 609 cuartos hoteleros, un campo de golf de 18 hoyos, dos marinas, áreas de equipamiento, así como las vialidades y servicios asociados a su construcción, operación y mantenimiento.

El documento explica que las construcciones se extenderán en una superficie total de 221.53 hectáreas, de las cuales el 58.72% (130.08 ha) se destinará a su aprovechamiento y el 41.29% (91.48 ha) a conservación, considerando una altura máxima de edificaciones de 12.5 metros a partir del nivel de piso en 3 niveles.

En el documento se asegura que el 100% de los manglares y humedales de la zona no serán tocados, ya que la superficie total de conservación consideradas por el proyecto es de 506 hectáreas.

En el caso de la infraestructura náutica, se construirán dos marinas principales, una interior con frente al mar y una exterior con frente a la laguna Chacmochuc.

De acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental -que fue ingresada ante la Semarnat el 27 de enero del 2011-, el Plan Maestro representa una inversión inicial de mil 207 millones de pesos en sus fases de desarrollo, sin contar con las inversiones particulares que se detonarán con la construcción de los hoteles dentro de los 46 lotes y que, por supuesto , requerirán sus propias autorizaciones.

También se estima que aunado a los 1, 207 millones de pesos de inversión, los desarrolladores prevén generar en el corto y mediano plazos 12, 000 empleos directos y 28, 000 empleos indirectos, además de un amplio requerimiento de insumos materiales y de servicios, así como la captación anual de una derrama económica estimada en 11, 791.63 millones de dólares, según se desprende del documento.

En cuanto al escenario ambiental, la Semarnat consigna en la aprobación que se trata de un proyecto integrado al paisaje, respetuoso de la estructura y función de los ecosistemas y que desde su diseño consideró la no generación de impactos acumulativos o sinérgicos relevantes, eliminando impactos en su etapa de diseño; además incrementa los bienes y servicios de los ecosistemas involucrados como es el caso del manglar, al prever la reforestación de esta especie en una superficie de 23.88 hectáreas.

jvazquez@eleconomista.mx

klm