Además de duplicar el reciclaje de residuos sólidos, la Ciudad de México busca generar ahorros en el envío a otras entidades federativas, por lo que autoridades locales firmaron un convenio con la asociación civil Ecología y Compromiso Empresarial (Ecoce) para desarrollar estrategias en conjunto y transitar a una economía circular.

Uno de los objetivos del acuerdo, a corto plazo, es disminuir parte de los residuos sólidos que diariamente se envían a los rellenos sanitarios del Estado de México y Morelos (de 8,000 a 2,000 toneladas); solamente en el 2018 esta acción representó un costo de 2,000 millones de pesos, informó la jefa de Gobierno de la capital del país, Claudia Sheinbaum Pardo.

La mandataria recordó que Ecoce ya ayuda a aprovechar el PET, por lo que la Ciudad de México recicla 90% de este material y a nivel nacional, 56 por ciento.

“Así que lo que se está firmando es un acuerdo, un convenio para que Ecoce nos ayude ya no solamente a reciclar PET, también otros materiales, ¿qué materiales son estos? Polietileno de alta densidad, polipropileno, vidrio, aluminio, acero, empaques flexibles”, señaló.

Empresas como Danone, Coca-Cola FEMSA y Pepsi Group participarán en el reciclaje de los desechos de sus productos.

“El convenio incluye que este grupo de empresas que están sumadas con Ecoce apoyarán nuestro trabajo para aumentar la calidad de materiales (...) Y se suban a esta cadena de reaprovechamiento, de manera que disminuyamos la cantidad de residuos que van a relleno sanitario”, expresó.

Trabajo conjunto

Sheinbaum Pardo refirió que en el proceso participarán trabajadores de la Sección 1 del Gobierno de la Ciudad de México, además de que se generarán más empleos formales. “Éstas son las ventajas de la economía circular, se fomenta el trabajo”.

Acotó que este acuerdo forma parte del plan de acción para una economía circular, el cual busca reducir las emisiones contaminantes; en mayo pasado se anunció una inversión inicial de 300 millones de pesos para este objetivo.

Descartó que una planta de termovalorización en la capital ayude en el reciclaje de residuos sólidos.

“Nuestro objetivo no solamente es ambiental, sino también va a tener repercusiones económicas muy importantes. La idea es reducir sustancialmente el costo de envío a otras entidades, disminuyendo los impactos ambientales y generando un ahorro de este proceso, sin la termovalorizadora”, expuso.

Durante la administración de Miguel Ángel Mancera se anunció la construcción de la primera planta en América Latina de termovalorización o transformación de basura en electricidad mediante un proceso térmico, cuya inversión sería de 11,500 millones de pesos y  comenzaría a operar en el 2020 en la Ciudad de México.

[email protected]