La Ciudad de México necesita un plan de electromovilidad, tendencia que está cobrando fuerza en varias partes del mundo, expresó la especialista en la materia Laura Ballesteros Mancilla, durante su participación en la ponencia “Regulatory Models for Electric Mobility”, realizada en el Latam Mobility, donde expertos se reunieron para compartir sus puntos de vista sobre el tema.

La también exsubsecretaria de Planeación de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México sostuvo que el proyecto del corredor de Eje 8 sería el primero de buses eléctricos no sólo del país sino del continente, con 22 kilómetros de extensión.

Ballesteros Mancilla destacó que se han realizado diversos estudios de demanda, tecnología, movilidad, financieros y desarrollo, orientados al transporte, que permiten tomar decisiones adecuadas para contar con un corredor eléctrico.

Recordó que la capital del país junto con Bogotá fueron las urbes ganadoras en el concurso Cities Finance Facility del C40 para mejores prácticas internacionales. A través de esta red, dijo, se cuenta con el apoyo técnico internacional para realizar el corredor.

El proyecto se rige por cinco ejes de funcionamiento: electrificación del transporte, calle completa y seguridad vial, desarrollo orientado al transporte, participación comunitaria y financiamiento.

“Como ciudad no podemos perder la oportunidad de hacer política pública de la mano de la innovación, la ciudad se encuentra lista para recibir a la electromovilidad, tenemos un marco jurídico en la Ley de Movilidad que nos permite movernos con flexibilidad para garantizar su operación”, explicó la especialista.

En su oportunidad, Iván Islas, senior manager de Carbon Trust de México, consideró que es necesaria la actualización de normas para promover a la electromovilidad en el país.

“A nivel mundial, China brinda un ejemplo de movilidad sustentable, en el país asiático hay 16,000 buses eléctricos; mientras en México existen apenas entre 300 y 500 unidades de transporte público movidas con esta tecnología, por lo que en relación con otras naciones, nos encontramos muy por debajo en el uso de este tipo de vehículos”, dijo.

estados@eleconomista.mx