A fin de efectuar más acciones con menores recursos y obtener un ahorro aproximado de 650 millones de pesos, autoridades capitalinas presentaron la Estrategia Integral de Adquisiciones Gubernamentales 2019 (diciembre 2018-junio de este año), la cual incluye convenios con empresas vigentes para el próximo trienio.

En conferencia de prensa, la titular de la Secretaría de Administración y Finanzas de la Ciudad de México, Luz Elena González Escobar, explicó que la estrategia, implementada desde enero del año en curso, busca la profesionalización de todos los directores de compras de la ciudad, mayor transparencia para el ejercicio de los recursos y más participación de la Iniciativa Privada (proveedores).

Refirió que se han efectuado varias operaciones, entre ellas el proceso licitatorio del fotocopiado, que en tres años busca generar un ahorro por 128.3 millones de pesos; otra de las operaciones fue para el programa de aseguramiento de bienes patrimoniales y personas, con un ahorro anual de 300.6 millones en este 2019. Por último, en el arrendamiento de patrullas policiales, en tres años se ahorrarán 221.5 millones.

González Escobar indicó que actualmente laboran para que todos los directores de compras tengan una certificación especial en términos del tipo de trabajo que realizan, del nivel de confianza que deben de tener y de combate a la corrupción.

“Ya iniciamos esta certificación de los compradores y lo estamos haciendo no nosotros internamente, sino con un convenio con el Centro de Investigación y Docencia Económicas, con el Banco Interamericano de Desarrollo y la Escuela de Administración Pública, a través de la Secretaría de la Contraloría General”, dijo.

Instrumentos

Por otro lado, la estrategia de ahorro busca contar con instrumentos tecnológicos para que se pueda efectuar una compra vía electrónica.

“Estamos a través de la agencia (Digital de Innovación, ADIP), haciendo el instrumento para poder tener a finales de año un portal donde puedan hacerse las compras de manera electrónica completamente desde el inicio, desde los estudios de mercado hasta el final, y el seguimiento también de esos contratos”, destacó la funcionaria.

Señaló que con esta acción se pretende que los funcionarios públicos ya no tengan contacto físico con los proveedores como actualmente se registra, además de reducir trámites y hacer algunos cambios en la ley de adquisiciones.

“Había una limitante de entrada en el gobierno, que es el padrón de proveedores. Si no tenías el registro del padrón de proveedores no podías participar en los procesos licitatorios del gobierno. Entonces, lo que hicimos fue, a través de la ADIP, crear una herramienta para poder hacer mucho más eficiente y poder abrir ese padrón de proveedores”, manifestó.

“Nosotros recibimos el padrón de proveedores con 1,683 registrados; al día de hoy ya tenemos 4,345 proveedores registrados. Esto es un incremento de 158% desde que entramos al día de hoy”, puntualizó.

Finalmente, la titular de la Secretaría de Administración y Finanzas de la Ciudad de México aseguró que se implementó el proyecto de máxima publicidad en los procesos de compra a través del Tianguis Digital.

“Ahí estamos publicitando todos los procesos para el que quiera participar”, sostuvo.