Puebla, Pue. La meta de recuperar 10,000 empleos en el último trimestre, planteada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) local, no se podrá lograr, debido a que las empresas están operando al 30% y apenas generarían la mitad, reconoció su presidente Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco. 

Comentó que si bien la ciudadanía poblana ha mantenido un buen comportamiento social para evitar el rebrote de Covid-19 y mantenerse la entidad en semáforo amarillo desde hace un mes, la realidad es que las ventas no dan para abrir más vacantes en lo que falta del presente año. 

Indicó que en El Buen Fin no hubo la necesidad de contratar a más personas, como venía ocurriendo en las nueve ediciones anteriores que, incluso se quedaba hasta enero laborando. 

La pandemia y las cifras de contagios van cambiando sobre la marcha los planes de los empresarios, quienes hacen una proyección y después en la realidad ven que hay otro panorama, donde lo primordial es mantenerse en operaciones y cuidar la nómina que se tenga”, ahondó.    

Especificó que en los sectores comercio y construcción estaban las expectativas positivas de recuperar los 10,000 empleos, tras la reactivación económica del 7 de agosto, pero las empresas empezaron a ver ingresos hasta octubre, los cuales solo daban en la mayoría de los casos para subsistir aunado al pago de deudas. 

Comercios, al rescate  

Alarcón Rodríguez indicó que los 5,000 empleos que se logren serán en los comercios, sobre todo en diciembre, cuando aumentarán las ventas porque las personas con su aguinaldo dispongan una parte para la compra de ropa y otros productos de primera necesidad y sacrificarán otros gastos como son salir de vacaciones o comprar aparatos electrónicos o muebles. 

Puntualizó que estar en semáforo amarillo del Covid-19, no ha sido una garantía para una mayor apertura de la actividad económica, pero no tampoco ha significado que empresarios con su personal y la sociedad en general dejen de acatar las disposiciones sanitarias, ya que un rebrote puede ser peor y, con ello, dar pasos hacia atrás. 

“Lo hemos visto en otros países como España e Italia que al principio de la pandemia eran los epicentros de contagios de Europa, los cuales salieron del confinamiento y han tenido rebrotes sin control, situación que en México y sobre todo en Puebla se deben evitar porque afectará de nueva cuenta a la economía”, ahondó. 

Indicó que en general se han perdido más de 50,000 empleos en Puebla, los cuales esperan que se recuperen hasta el segundo trimestre de 2021, una vez que pase la cuesta de enero y se tenga la vacuna lista contra el Covid-19