El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) del Estado de México reconoció la estrategia que está efectuando el gobierno estatal con las autoridades de la Ciudad de México para reactivar la economía y controlar los contagios; sin embargo, recomendó que se necesita que las autoridades de los dos estados, junto con municipios y alcaldías, vean todo lo relacionado con los medios de transporte, además de que aumente la capacidad de efectuar más pruebas. 

 

En conferencia de prensa virtual, la presidenta del CCE del Estado de México, Laura González Hernández, explicó que es positivo que la entidad mexiquense, junto con la capital del país, esté efectuando una semaforización específica, donde se estudia el avance de la pandemia en la zona del Valle de México.

 

“En un afán de responsabilidad es muy importante que la población tenga información certera, sin información no se pueden tomar decisiones. Es entendible las mediciones y análisis que hace el Estado de México, que tiene diferentes regiones, no es lo mismo la zona del Valle de Toluca, que la zona Metropolitana del Valle de México, cada una tiene situaciones y características distintas, me parece correcto hacer mediciones con ese grado de precisión para ir tomando acciones”, refirió. 

 

En ese sentido, la líder del organismo empresarial local refirió que para que funcione de mejor manera la estrategia y este análisis específico, el gobierno del Estado de México con el de la capital necesitan hacer mejoras en los sistemas de transporte público de las zonas colindantes de las dos entidades, esto con el fin de evitar que se conviertan focos de contagios; sumado a que se deben abrir más rutas que tengan como fin transportar a personal de manera directa de sus hogares a los centros de trabajo.

 

Enunció que otro rubro que deben de cubrir es el de aumentar más la capacidad de pruebas para saber el impacto real y avance de la pandemia, con esto se podría prevenir un posible cierre de actividades económicas, que es el escenario que se quiere evitar; en paralelo se le debe dar más insumos a la población para protegerse, como cubrebocas y mascarillas, además se debe controlar al comercio informal, e incluso aplicarle los mismos mecanismos de medición que los sectores formales. 

 

“De qué servirá la semaforización específica si no se toman otro tipo de previsiones. La población debe tener acceso a insumos, es urgente que se haga pruebas, que se controle el ambulantaje, ya los vemos en las calles, deben tener las mismas previsiones como en el comercio formal”, ahondó.

 

“Todos los municipios colindantes con la Ciudad de México tienen que ir con una misma estrategia porque si no se va a provocar que los consumidores de los municipios mexiquenses se vayan a la Ciudad de México o al revés, tiene que haber una estrategia común y conjunta. Estamos conscientes de que esto puede volver a parar por el nivel de contagios, o puede abrirse más la actividad económica si se controla la epidemia”, agregó. 

 

Sector papelero en peligro

 

Laura González  también dio a conocer que por la  contingencia, aunado a la crisis económica que se vivió desde el 2019, alrededor de 8,000 empresas, pertenecientes al giro de las papelerías, podrían cerrar de manera permanente; en la entidad hay más de 24,000 unidades económicas de este sector.

 

Entre los factores principales por los cuales podrían cerrar es por la falta de alumnos en las aulas y la parálisis de oficinas que consumen productos de papelería. 

 

Por su parte, el presidente de la Asociación de Negocios de Papelerías del Estado de México, Hugo Ávila Guadarrama, destacó que las pérdidas para este sector en este año podrían ascender a más de 2,600 millones de pesos.

 

Ante ello, los empresarios papeleros hicieron un llamado al gobernador de la entidad, Alfredo del Mazo Maza, para que en el nuevo ciclo escolar (que empezaría en el color verde del semáforo epidemiológico, que es cuando ya no habría peligro por la pandemia) se entreguen vales canjeables por útiles escolares, estos podrían ser utilizados en las papelerías de la entidad y sustituirán los paquetes escolares que en últimos años otorga el gobierno estatal.

 

“Con esta medida, se reactivaría el sector papelero de todas las regiones del estado, ya que donde hay una escuela, en la periferia, existe al menos una papelería y de esto se sostienen miles de familias mexiquenses. El inicio de actividades escolares representa hasta 80% de las ventas anuales de las micro pequeñas y medianas empresas (mipymes) del sector. Sería parte de la reactivación del sector de mipymes, lo cual colocaría al Ejecutivo estatal como un ejemplo a nivel nacional para detonar su mercado interno, generaría estabilidad económica y tranquilidad social”, dijo la presidenta del CCE del Estado de México.

 

[email protected]