Puebla, Pue. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) busca que algún diputado local haga suya la propuesta del organismo sobre reformar la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público Estatal y Municipal, con el fin de aumentar el consumo interno por parte del gobierno de la entidad y los 217 ayuntamientos en favor de las empresas locales.

Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, presidente del CCE de Puebla, expuso que al entrar en funciones la nueva legislatura, es importante hacer el cabildeo con las bancadas para ver si están interesadas en acoger la propuesta, que es vital para la Iniciativa Privada, para contribuir a acelerar la recuperación económica.

No obstante, puntualizó que también hacen falta candados para garantizar que los ganadores de licitaciones o asignaciones correspondan al giro de actividad real que se contrata por el gobierno.

Además, dijo, se debe tener mayor transparencia en el proceso de licitación, para que se genere un “piso parejo” a los competidores, ya que quienes están como proveedores en muchos casos ni siquiera venden lo que ofrecen y fungen como intermediarios.

En este tenor, precisó que “dependerá de la voluntad política de los legisladores que entraron concretarla en su primer año, lo cual no debería ser complicado si se considera que es para la recuperación económica, que de por sí está mal desde el 2020 y en el presente año ha ido lenta”.

“Requerimos reglas claras, porque no servirá tener una reforma a la ley si continuarán las viejas prácticas de que los gobiernos compren por amiguismos y sin analizar precios”, ahondó.

Alarcón Rodríguez expuso que mientras avanza ese tema, van a buscar con los 18 ayuntamientos de la zona metropolitana algún convenio para que se compre al menos 20% a las empresas locales, lo cual sería benéfico en esta recta final del año, considerando que los ediles electos asumen funciones el 15 de octubre próximo.

El dirigente del CCE sostuvo que será factor clave la integración de comités de adquisiciones en los gobiernos –estatal y municipal– donde la IP tenga representación para hacer sugerencias de proveedores que cumplan en calidad y tiempos de entrega.

Precios

Agregó que cuando las firmas del estado compiten con una foránea para lograr un contrato, tienen la posibilidad de presentar un precio superior a 2 o 3%, lo cual no conviene en términos de ganancia.

En este tenor, pidió a la nueva legislatura que esa diferenciación sea de 15%, lo cual ayudaría a que las proveedoras poblanas de papelería, materiales para obras públicas o de electrónicos, no castiguen sus costos en una licitación.

estados@eleconomista.mx

kg