A fin de mejorar el actual proyecto de movilidad integrada de la Ciudad de México, una de las principales apuestas en materia de políticas públicas de la administración de Claudia Sheinbaum Pardo, legisladores y especialistas sostuvieron una reunión.

Durante el Coloquio Retos y Oportunidades en la incorporación del Transporte Público Colectivo Concesionado al Sistema Integrado de Movilidad de la Ciudad de México, el coordinador general del Observatorio de Transporte y Movilidad Urbana, Bernardo Navarro Benítez, señaló que por años se apostó por una política pública de movilidad basada en la exclusión, donde no se pensó en la mayoría de la población; es decir, se privilegió el uso del automóvil y se dejó de lado a los diversos tipos de transportes públicos colectivos.

“Es importante integrar el transporte colectivo (...) El problema de la Ciudad de México es la exclusión (...) Se excluyó a una gran parte de la población, el reto es incluir política social positiva en medios de transporte”, dijo Navarro Benítez.

Reconoció como positiva la estrategia actual del gobierno capitalino de generar un nuevo modelo, y sugirió que se debe tomar en cuenta al transporte colectivo concesionado, que integra combis, microbuses, entre otros.

Verónica Pinto Martín, asesora de Movilidad Inteligente, dijo que un modelo de movilidad integral también debe revisar y cuidar las condiciones laborales de los transportistas.

Acotó que se deben incluir en esta nueva perspectiva de transporte público los beneficios de generar seguridad social a los trabajadores y operadores de vehículos, además se debe incluir una nueva perspectiva económica, que puede ayudar a la formalidad.

Propuso que se tienen que revisar las rutas actuales de transportes públicos y configurarlas; en ese proceso se debe incluir un esquema laboral que ofrezca una mejor calidad de vida laboral al trabajador.

“Se pueden tener muchos beneficios, los operadores carecen de un esquema social, de jubilación o invalidez (...) Es lógico que cuando hay un accidente ellos tienen que afrontarlo como sea, pedir prestado”, dijo Pinto Martín.

El presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable del Congreso de la Ciudad de México, Miguel Macedo, señaló que existe la preocupación de generar un nuevo modelo. “Este foro tiene como objetivo escuchar diversos puntos de vista con el propósito de lograr que todos los medios estén integrados en un sistema único, que permitan el derecho a la movilidad en los términos que marca la Constitución Política local, además de integrar las nuevas tecnologías en diseño de la política pública”.

Más propuestas

María Eugenia Negrete, académica del Centro de Estudios Demográficos y Ambientales del Colegio de México, propuso una serie de proyectos que podrían ayudar en la actual estrategia.

Por un lado, mejorar la legibilidad de rutas que hay en la ciudad, debido a que actualmente hay más de 2,000 ramales -rutas de transporte de combis, camiones- y nadie los conoce.

En ese sentido, propuso que hay que seguir el modelo de red octagonal, sistema de rutas de transporte que se aplica en Barcelona, España.

Otra de las propuestas es comenzar a efectuar estudios específicos por cada barrio o distrito que tiene la capital del país, para así identificar las problemáticas actuales y reconfigurar las calles de cada zona.

“Mi segunda propuesta es integrar los planes de movilidad y de desarrollo urbano a escala de barrio, trabajar en los distritos orígenes”, ahondó.

[email protected]

kg