Pese a la incertidumbre generada por el triunfo de Donald Trump, la Ciudad de México reportó un crecimiento de 8% a tasa anual en las ventas durante la sexta edición del Buen Fin, mayor a la esperada por los negocios.

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) de la capital del país, para el cierre del Buen Fin 2016, se registraron ventas por 23,142 millones de pesos, superior a lo proyectado previo al evento, que era crecer 5% en relación al año previo.

La participación de la Ciudad de México en esta edición del Buen Fin representó 25% de las ventas a nivel nacional, sobre la derrama estimada en 88,000 millones de pesos, expuso el presidente de la Canaco, Humberto Lozano.

Debido a la amenaza de la depreciación del peso frente al dólar, se auguraba un incremento cauteloso de 5%, esperando una derrama económica de 22,500 millones de pesos. Sin embargo, esta misma razón fue factor importante para que los consumidores decidieran invertir su dinero en determinados bienes durante este fin de semana, antes de que las ofertas expiraran y volvieran a incrementar su costo.

Electrónicos a la cabeza

Los productos con mayor demanda durante estos cuatro días de ofertas con motivo del fin de semana más barato del año , fueron electrónicos, electrodomésticos, ropa y calzado, muebles y materiales de decoración, principalmente.

Según los sondeos de la Canaco, se registró una mayor afluencia durante el domingo y lunes, lo que propició que las expectativas fueran superadas.

La Cámara de Comercio de la Ciudad de México jugó un papel muy importante durante este Buen Fin, puesto que, como cada año, ha reiterado la importante labor de asesorar, promocionar el evento, registrar a las empresas participantes y estimar las ventas que se generan.

En esta edición se sumaron las agencias de viajes, por lo que también hubo una importante demanda de las oportunidades que el giro del turismo ofreció a los capitalinos.

[email protected]