El grupo mexicano Bimbo, uno de los mayores productores y vendedores de productos panaderos del mundo, informó este sábado que suspendió nueve rutas de distribución en el turístico puerto de Acapulco debido a la creciente inseguridad en esta violenta región del sur de México.

"Grupo Bimbo confirma que para garantizar la seguridad de sus colaboradores ha decidido suspender de manera temporal la distribución solamente en nueve de sus rutas en el municipio de Acapulco", estado de Guerrero, indicó la empresa a la AFP a través de un correo electrónico.

Esta decisión fue tomada "luego de que dos camionetas de reparto de la empresa fueran incendiadas", añadió Bimbo, al subrayar que esas nueve rutas representan menos del 1% de las que la empresa tiene en Guerrero.

La extorsión, el robo y los ataques a la cadena logística son los delitos más comunes que enfrenta el mundo empresarial en México, y ello ha obligado a numerosas firmas a abandonar el país.

Guerrero, donde destaca el balneario de Acapulco, es uno de los puntos más golpeados por la violencia derivada del narcotráfico y el crimen organizado.

Sanguinarios cárteles se disputan constantemente los territorios para cultivar y transportar marihuana y goma de opio, así como para extorsionar a pobladores y comerciantes.

Actualmente, Guerrero tiene el récord de asesinatos en México con más de 2.500 en 2017, según cifras oficiales

Fabricante de panes, bizcochos y alimentos preparados, Bimbo tiene 197 fábricas y más de tres millones de puntos de venta en 32 países alrededor del mundo. Reporta ventas anuales por 14.400 millones de dólares a nivel internacional.