La tendencia a la baja en el ahorro de inversión en el estado se debe al incremento en la generación de infraestructura que ha existido en el estado en los últimos años, aseguró el secretario de Planeación y Finanzas, Jorge López Portillo Tostado, luego de que la calificadora Fitch Ratings diera a conocer su Reporte de Calificación.

Comentó que esta baja en la flexibilidad financiera de Querétaro que marca la calificadora no tiene una mayor significación sobre la ecuación financiera, puesto que -insistió- es debido a las obras públicas que se realizaron o se están llevando a cabo.

Es flujo de liquidez únicamente porque tuvimos mucha obra pública. Ha habido mucha obra pública, por eso disminuyó.

Andábamos en 2,600 millones de pesos de liquidez y bajamos a 1,900 millones de pesos, que es una liquidez brutal , explicó.

Aseguró que el ritmo de obra pública continuará durante la administración actual del gobernador José Calzada, puesto que no afecta en ningún momento las variables del estado ni la calificación, al contrario, el fortalecimiento de la infraestructura fortalece la calificación .

Reporte de Calificación

De acuerdo con el documento publicado por Fitch en días pasados, la calificación del estado de AA(mex) podría modificarse si el incremento del gasto operacional continúa superando la dinámica de los ingresos disponibles y, por ende, prevalece el deterioro en la generación de ahorro interno (que es el flujo disponible para servir deuda y/o realizar inversión), de modo que represente menos de 15% de dichos ingresos.

Otro factor negativo que podría modificar la calificación -mencionó- es si se presenta un aumento considerable en el nivel de deuda directa y ésta representa más de 1.5 veces el ahorro interno.

Según la calificadora, durante el 2009, el 2010 y al primer semestre del 2011 la tendencia de la flexibilidad financiera del estado se presenta a la baja, debido a que el gasto operacional superó los ingresos disponibles de Querétaro.

No obstante, en opinión de Fitch, el estado cuenta con disponibilidades de efectivo líquido suficientes para hacer frente a sus necesidades de inversión, sin embargo, de mantener la tendencia negativa estima una nueva disminución en los niveles de inversión.