El Bajío y la frontera norte fueron las regiones del país que registraron los mayores aumentos en el salario real de los trabajadores formales durante el sexenio pasado.

Especialistas coincidieron en que los principales factores de esta dinámica fueron inversiones con fuerte componente industrial, diálogo entre gobiernos estatal y federal y alianzas comerciales con otros países.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en la administración federal pasada, el salario diario asociado a trabajadores asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aumentó en términos reales 8.18% a tasa anual promedio en el Bajío, entre el 2012 —antes de que empezará la gestión de Enrique Peña Nieto— y el 2018.

Lo anterior, por los crecimientos en San Luis Potosí (11.60%, segundo lugar nacional), Guanajuato (8.28%, quinto), Aguascalientes (7.84%, sexto) y Querétaro (4.99%, decimoprimero).

Para Moisés Braulio García Martínez, director del Centro Universitario de Apoyo Tecnológico Empresarial de San Luis Potosí, este incremento es reflejo de que los empleos generados en los sectores industriales son más retribuibles que aquellos que se enfocan en actividades como el turismo.

Explicó que este comportamiento se debe a varios factores, el primero es porque los gobiernos estatales del Bajío llevaron a cabo una estrategia a largo plazo que buscó impulsar las actividades industriales por medio de la atracción de Inversión Extranjera Directa.

“Desde hace años los gobernadores de San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro y Aguascalientes dialogaron, todavía lo hacen, con empresarios de otros países para impulsar sectores como el automotriz y aeronáutico. Todos fueron motivados por una serie de estudios económicos en donde vieron que la mano de obra es mejor pagada en estas actividades”, manifestó.

Aunado a esto, el académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Humberto Banda Ortiz, indicó que las actividades industriales que se desempeñan en el Bajío, necesitan mano de obra especializada.

Cuando el mercado regional comenzó a consolidarse, dijo, entonces se necesitó mano de obra especializada, lo que generó que los sueldos aumentarán. A diferencia de otras actividades económicas, acotó, sectores como el armado automotriz necesitan una plantilla laboral preparada académicamente, por lo mismo en el pasado sexenio en la región hubo más contrataciones con mejores sueldos.

Que sucediera esto en el sexenio de Peña Nieto, detalló el especialista de UAQ, se debe a que el plan que llevaron a largo plazo de hacer crecer la economía estatal, empezó a dar frutos.

“Tampoco hay que descartar que es importante que el poder federal apoye las decisiones estatales, y esto sucedió. Nunca se creó un clima de incertidumbre nacional que alejara inversiones”, comentó.

Zona libre

La frontera norte del país ocupó el segundo lugar en el salario diario asociado a trabajadores asegurados en el IMSS, con un incremento anual real de 6.65% entre el 2012 y el 2018.

El resultado por estado de esta zona fue el siguiente: Coahuila, con 10.47% —tercera posición en el país—; Chihuahua, con 9.10%—cuarta—; Sonora, con 7.08% —séptima—; Tamaulipas, con 5.26% —décima—; Baja California, con 4.72% —decimasegunda—, y Nuevo León, con 3.26% —décima sexta—.

Marco Antonio Córdova, vicepresidente del Colegio de Economistas de Sonora, enunció que el Bajío superó a la frontera norte por las actividades de armado automotriz y el sector aeronáutico.

“En el norte está la minería, una actividad que está bien pagada pero no hay tantos trabajos, de igual forma está la maquila textil y de productos alimenticios, pero en conjunto no pueden competir contra el Bajío. Sin embargo, en este nuevo sexenio, los estados norteños podrían desbancar a Guanajuato, San Luis Potosí, Aguascalientes y Querétaro por la llegada de la zona libre económica y el aumento al doble del salario mínimo”, expuso.

El presidente del Colegio Estatal de Economistas de Baja California, Domingo Ramos Medina, expresó que la cercanía con Estados Unidos ha hecho que los salarios en la frontera norte tengan un dinamismo positivo.

“Las divisas y el tipo de cambio han ayudado a que los sueldos tengan estos movimientos fructíferos, pero también la afluencia de ciudadanos provenientes de la Unión Americana ha hecho que las empresas modifiquen su logística y creen más plazas”, ahondó.

Declaró que en la frontera norte se han desarrollado actividades enfocadas al ramo de la exportación y al sector médico, “ambas han tenido un impacto en la generación de empleo formal y en el salario diario”.

Líder

Por entidad federativa, Zacatecas fue el primer lugar nacional en el salario formal de los trabajadores en la administración de Peña Nieto, con un incremento anual de 12.35 % real.

El catedrático de la Universidad Autónoma de Zacatecas, José Luis Guardado Pérez, manifestó que el último gobierno estatal se enfocó en atraer el mercado asiático, específicamente a Corea del Sur y a China.

“Varias empresas asiáticas invirtieron, aunque este crecimiento también se debe a que hubo un diálogo con el gobierno federal y en que Zacatecas se encuentra ubicado entre el Bajío y los estados norteños”, comentó.

“Aún hace falta mucho por hacer para que la entidad zacatecana tenga un crecimiento óptimo y genere empleos con buenos salarios, y es que se necesita antes que nada atender el problema de endeudamiento que tiene el país y la dependencia a los recursos federales”, afirmó.

Merma

La región sur-sureste de México obtuvo el menor crecimiento salarial, de 0.42% en el periodo de análisis. En esta zona resaltan las caídas en Guerrero (3.04%), Quintana Roo (2.75%), Campeche (0.57%), así como los bajos aumentos en Tabasco (0.14%) y Oaxaca (0.03 por ciento).

El presidente del Colegio de Economistas de Tabasco, Gildardo López Baños, reveló que el sur-sureste ha basado su economía en actividades enfocados al petróleo, por lo cual la llegada de la crisis del sector los afectó duramente.

“Algunos estados no tuvieron impulso, por ejemplo Oaxaca, no se preocuparon por hacer trabajos bien remunerados”, acentuó.

Puntualizó que el nuevo gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, está muy enfocado en levantar la economía del sur-sureste, y es que “por años las administraciones federales dejaban de lado a esta región.

“Aún hay políticos que ven con desdén al sur-sureste, pero no reflexionan que solamente se han enfocado en hacer crecer el sector petrolero y no se ha hecho nada por las demás actividades”, aseguró.

En la parte baja

En el gobierno de Enrique Peña Nieto sólo se registraron cinco caídas en el salario de los trabajadores formales: 3.04% en Guerrero, 2.75% en Quintana Roo, 1.45% en la Ciudad de México, 0.57% en Campeche y 0.38% en Baja California Sur.

Una de las causas por las cuales estas entidades presentaron este comportamiento en los salarios es porque sus economías están enfocadas al área de servicios profesionales, comentó José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

“No han apostado por el desarrollo de las actividades industriales modernas ni tampoco en el desarrollo de centros de investigación”, detalló.

Exteriorizó que la disminución obedece también a que las economías estatales están sujetas a endeudamientos, por lo mismo, sus finanzas no son sanas y alejan inversiones.

Por su parte, Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), dijo que aunque el turismo sí genera Inversión Extranjera Directa, “tiene huecos, muchas veces los trabajadores de esta área no ganan lo suficiente.

“No solamente tenemos el turismo, hay otros tipos de trabajos en donde los trabajadores no ganan lo suficiente, y esto debe cambiar, se debe apostar por nuevos modelos”, remarcó.

El investigador del CIEP mencionó que la cuestión educativa también incide en el empleo formal y el comportamiento salarial, “y es que si los empleos no requieren mano de obra calificada, se abaratan los sueldos”.

[email protected]