Querétaro, Qro. Para los estados de la región Bajío, el sector automotriz representa uno de los pilares de la industria manufacturera y de exportación; por lo que estas entidades trabajan conjuntamente en la próxima reactivación de esta industria, que se prevé sea el 1 de junio.

Sólo las exportaciones por fabricación de equipo de transporte, que incluye tanto a la industria automotriz como aeroespacial, reportan la mayor aportación al valor de las ventas al exterior de Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí.

Durante el 2019, Aguascalientes sumó 10,006 millones de dólares por exportaciones de fabricación de equipo de transporte, es decir, 85% del valor total de las ventas al exterior de este estado, de acuerdo con el Inegi.

En Guanajuato, ascendieron a 18,934 millones (78% del valor estatal); en Querétaro, este sector sumó un valor de 6,356 millones de dólares (50%), mientras en San Luis Potosí, llegó a 11,448.1 millones (74.2% del total).

La estrecha cadena de proveeduría que prevalece entre la industria automotriz mexicana y estadounidense será un eje rector para la reactivación de este sector.

Gobernadores de la región Bajío mantienen trabajos conjuntos con el gobierno de Michigan, Estados Unidos, frente a la dependencia de proveeduría y los planes de reiniciar operaciones.

En este contexto, los gobiernos de Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí sostuvieron una reunión virtual con el vicegobernador de Michigan, Garlin Gilchrist.

El mandatario de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, expuso que el estado tomará las medidas sanitarias que garanticen un regreso fortalecido para esta industria, uno de los eslabones de la industria manufacturera de la entidad.

Comentó que la entidad tiene la convicción de consolidarse como aliado estratégico de Michigan.

Indicó que se brinda acompañamiento a las empresas automotrices, para la capacitación de personal e implementación de protocolos que garanticen el bienestar de los trabajadores.

En Querétaro, el proceso de reactivación se efectuará con base en cinco pasos: lineamientos para configurar las guías para cada sector; convocatoria y reuniones sectoriales; participación social, a fin de enriquecer propuestas; adecuaciones y autorización de protocolos; retorno gradual, etapa en la que se aplicarán inspecciones aleatorias, mediciones y ajustes.

Domínguez Servién refirió que el retorno de las actividades dependerá de las condiciones de salubridad y seguridad de la población, por lo que no estarán sujetas a fechas. En el estado, agregó, las empresas han hecho el compromiso de regresar de manera gradual, en la industria automotriz arrancarán de 50 a 70% de sus capacidades de producción.

Resultado positivo

Garlin Gilchrist señaló que estas reuniones darán un resultado positivo en beneficio de la economía de ambas naciones.

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, comunicó que se intercambiaron experiencias y buenas prácticas, con la premisa de reactivar la industria. En la reunión también estuvo presente el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López.

La industria automotriz de Querétaro integra al menos 316 compañías: 200 tipo Tier 2, 104 Tier 1, siete fabricantes de equipo original, cuatro centros de diseño e investigación y un centro nacional de distribución. Esta industria contribuye con cerca de 65,000 trabajadores.

En Guanajuato, el Clúster Automotriz agremia a cerca de 153 empresas e instituciones relacionadas con la industria. Mientras que el Clúster Automotriz de San Luis Potosí agremia a alrededor de 48 asociados.

[email protected]