En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2020, el Bajío, motor económico en los últimos años, no es prioridad, coincidieron integrantes del Colegio de Economistas de Aguascalientes.

José Gil Gordillo Mendoza, secretario de Comisiones del colegio, explicó que al revisar el PPEF 2020 la región conformada por Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí y Querétaro quedó excluida: “Para ella no hay proyectos importantes de infraestructura, así como de programas que incluyan incentivos fiscales”.

En conferencia de prensa, reconoció que es positivo que el gobierno federal tenga como objetivo detonar el desarrollo económico en las zonas con mayor rezago social, como el sur-sureste. Sin embargo, “lo erróneo es excluir a las regiones y estados que han presentado mayor dinamismo”, agregó.

“Sacando información de todos los estados y las regiones, vimos que el Bajío no es prioridad. La preocupación principal está en cómo una región con tanto dinamismo económico es la menos contemplada. No hay proyectos de infraestructura e incentivos”, dijo.

Gordillo Mendoza recordó que para el sur-sureste hay tres grandes proyectos regionales: Tren Maya, Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y la Zona Libre de la Frontera Norte, que de igual forma se encuentran en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024.

“Cuando una región, como el Bajío, alcanza una consolidación económica, se debe cuidar su estabilidad. Si se le deja de poner atención, entonces se le quita competitividad. No es estar en contra de que se ayuden a las regiones con menor desarrollo y crecimiento económico del país. Es que también se debe asegurar y proteger lo que está bien”, sostuvo.

Por otro lado, el presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, Jael Pérez Sánchez, hizo hincapié en que en este sexenio la región no está siendo atractiva para la llegada de inversiones.

“Estamos viendo continuidad del PND con este PPEF 2020. Las empresas que se encuentran en el Bajío, al ver esto a mediano y largo plazo, se van a movilizar”, afirmó.

Pendientes

José Gil Gordillo refirió que, desde el inicio de la administración federal encabezada por Andrés Manuel López Obrador, las cuatro entidades han presentado propuestas de proyectos que ayudarían a potencializar más la región, como la Alianza Centro-Bajío-Occidente y, particularmente, la construcción del aeropuerto en la Huasteca Potosina.

De hecho, en julio de este año, López Obrador llevó a cabo la firma de un convenio para impulsar el desarrollo de la huasteca potosina, que implica la ampliación del Aeropuerto Nacional de Tamuín, con una inversión de aproximadamente 1,000 millones de pesos.

“En la revisión no encontramos nada sobre este aeropuerto. Podría ser que se espera inversión privada. Habrá que ver cómo lo desarrollan. Hay que saber si está contemplado para el 2020.

“Guanajuato y Querétaro están medianamente contemplados en el PPEF del 2020, ya que el gobierno federal hará un estudio para ejecutar la obra del tren interurbano.

“Esto es positivo para las dos entidades. Pero lo negativo es que solamente se podrían dar recursos para hacer el análisis y no para la ejecución. E incluso hay posibilidades de que se descarte el estudio”, aseguró el secretario de Comisiones.

Aunado a esto, indicó que el escenario más sombrío es para Aguascalientes, ya que la entidad en el apartado de inversión pública se encuentra en el último lugar en la distribución del reparto del presupuesto.

“Hay que destacar que no hay proyectos federales que incluyan a las cuatro entidades. Aguascalientes había dado varias propuestas, como crear incentivos fiscales. Este 2020 será difícil. Tenemos una mala noticia. La entidad está en el último lugar para inversión pública, hubo una reducción de 170 millones de pesos. ¿Cómo un estado con tanto dinamismo y crecimiento económico está en una posición así? Debemos ver cómo se dio la asignación. Hay que comparar en actividad económica e incluso población. Se tiene que revisar cómo se está dando esta distribución de los recursos”, señaló.

Alianzas

Gordillo Mendoza puntualizó que las entidades del Bajío tienen razón de estar efectuando propuestas nuevas y de hacer revisiones al Paquete Económico del próximo ejercicio fiscal.

“Este PPEF 2020 también representa un buen momento para hacer revisiones sobre la asignación presupuestal. Uno de los grandes pendientes es que la recaudación de impuestos que lleva un estado y los recursos que aporta a la federación no corresponden con lo que se recibe”, sostuvo.

Por lo mismo, el economista explicó que por este tema regional los gobernadores del Bajío efectuaron una alianza, con la finalidad de crear una plataforma de promoción económica, atracción de capitales, así como el desarrollo de proyectos regionales en sectores como el agropecuario, industrial, de infraestructura, logística y desarrollo social, entre otros rubros.

La semana pasada los mandatarios de los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí, que conforman la Alianza Centro-Bajío-Occidente, acordaron solicitar al presidente de México que el PPEF 2020 sea el mismo que se les otorgó en el 2019 en términos reales, y que se incluyan los proyectos de infraestructura estratégicos para la región.

[email protected]