HR Ratings revisó a la baja la calificación de “HR BB” a “HR B+” al municipio de Ensenada, Baja California, y mantuvo la perspectiva Negativa.

“La baja en la calificación se debe al desempeño financiero observado durante el 2018, donde al registrar un déficit equivalente a 3.2% en el balance primario, la entidad recurrió a la toma de financiamiento adicional de corto plazo que correspondió a 18.9% de la deuda directa en el 2018 (contra 7.5% proyectado)”, indicó la agencia a través de un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

El déficit primario de 3.2% de los ingresos totales se debió a un crecimiento anual de 13.8% en los Ingresos de Libre Disposición (ILD), en línea con el comportamiento de las participaciones federales durante el año pasado.

La calificadora estimaba para el 2018 un déficit en el balance primario de 1.8%, lo que obedece a una desviación en el gasto corriente, mismo que fue 7.8% mayor frente a lo proyectado por el gasto ejercido a través de servicios personales.

De forma adicional, HR Ratings señaló que las Obligaciones Financieras sin Costo (OFsC) se incrementaron del 2017 al 2018, por lo que la métrica de OFsC a ILD pasó de 122.9% a 131.4% (frente 116.9% estimado), niveles considerados altos, en comparación con el resto de los municipios calificados.

Perfil de riesgo

“La perspectiva Negativa obedece a un mayor perfil de riesgo presentado por el municipio derivado de la deuda a corto plazo reportada al cierre del 2018, misma que tendrá que ser liquidada previo al cambio de administración en septiembre del 2019, lo que, de acuerdo con el historial deficitario de la entidad, podría limitar la liquidez en el presente ejercicio y aumentar la posibilidad de un impago o afectar sustancialmente el nivel de OFsC”, detalló.

A diciembre del 2018, la deuda directa ascendió a 767.9 millones de pesos, y está compuesta por 622.6 millones de un crédito estructurado a largo plazo con Bansí y 145.3 millones de deuda a corto plazo. En lo anterior, destacan cinco financiamientos por un monto total de 175.6 millones a corto plazo adquiridos en septiembre y diciembre del 2018.

Además, el servicio de deuda representó 16.5% de los ILD en el 2018, resultado superior al observado en el 2017 de 15.5%; lo anterior, producto de un mayor pago de deuda quirografaria durante el año pasado.

La agencia destacó que dentro de la calificación asignada se considera un ajuste negativo, debido al rezago en la generación y entrega de información.

[email protected]