Puebla, Pue. A pesar de que los recursos han incrementado en los últimos tres años para investigación, al pasar de 20 a 30 millones de pesos anuales, la participación de los especialistas en la detonación de proyectos para el campo es apenas uno de cada cinco.

El subdirector de Educación del Colegio de Postgraduados (Colpos), campus Puebla, Daniel Martínez, dijo, que aun cuando se tienen innovaciones tecnológicas que se trabajan en las instituciones educativas de nivel superior, los investigadores ven renuencia de los sectores agropecuarios para aceptar la ayuda de tecnificación de su actividad a bajo costo.

Menciona que han tenido casos exitosos de vinculación con productores de zonas rurales e indígenas para obtener mejores rendimientos en sus cultivos, ya que no sólo es dotarlos de maquinaria sino que hay el acompañamiento.

Daniel Martínez, puntualiza que en el mejoramiento genético del maíz, han participado con poco más de 5,000 productores en la Sierra Mixteca y Altiplano poblano, sin embargo representa un pequeño grupo.

Los 68 profesores doctorados del Colpos han tenido involucramiento con los sectores productivos, sin embargo los especialistas de otras universidades han tenido escasa participación, ya que no han encontrado los canales de comunicación por la falta de apoyo de las autoridades, comento el subdirector de Colpos.

Puebla tiene dados de alta 632 académicos ante el Sistema Nacional de Investigadores, 400 de los cuales son de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

El presidente de la Confederación Nacional de Productores de Maíz de México (conapam) Efrain García Bello, menciona que no está en contra de la ayuda ofrecida por los investigadores, sino que al campesino se le quiera enseñar cómo llevar a cabo su actividad.

Explica que la renuencia a detonar proyectos con especialistas para tecnificar al sector, obedece a que no se toman en cuenta las opiniones de los productores, ya que se les quiere imponer tecnología que no conocen, cuando la mayoría ha logrado sacar a flote su producción de forma rudimentaria.