El presupuesto que contempla la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para Baja California en 2014 es 900 millones de pesos mayor al del año anterior, con lo que se espera que proyectos carreteros tengan continuidad y conclusión, al tiempo que ya se atiende el deslave de la carretera escénica Tijuana-Ensenada.

En entrevista con Alfonso Padrés Pesqueira, director del Centro SCT en Baja California, comentó que el presupuesto ejercido durante 2013 fue de 1,050.2 millones de pesos, en un total de 55 proyectos.

La gran mayoría de los recursos de 2013 se canalizaron a la modernización de carreteras federales, por un monto de 565.5 millones de pesos; a conservación de carreteras se destinaron 281.5 millones y 203.2 millones de pesos a modernización, conservación y estudios y proyectos de carreteras alimentadoras y caminos rurales.

Para este año se tiene un presupuesto de 1,176 millones de pesos en un total de 33 obras, pero aún falta el compromiso federal para el área metropolitana de Tijuana, Tecate y Rosarito, por 900 millones de pesos, de manera que se espera que sean más proyectos los que se apoyen , indicó el funcionario.

Estos 900 millones de pesos son un extra a lo recibido en 2013, y dentro de los cuales se contemplan 100 kilómetros carreteros para la zona metropolitana de la zona costa, es decir, Tijuana, Tecate y Rosarito, que se desarrollarán entre 2014 y 2015.

Aunado a carreteras, la SCT apoyará proyectos como el Sistema Integrado de Transporte de Tijuana (SITT), el cual requerirá de una inversión de 1,600 millones de pesos y cuya primera fase dio arranque en noviembre de 2013.

Esperamos todavía más obras para este 2014, dado el Plan Nacional de Infraestructura , expresó Padrés Pesqueira, quien dice que estos 33 proyectos son apenas un inicio, y de los cuales ya se tienen seis licitaciones abiertas para carreteras y 17 más para conservación.