En lo que va de diciembre Baja California ha recibido tres nuevas inversiones que en conjunto ascienden a 38 millones de dólares, debido a la expansión de grandes empresas del sector aeroespacial, electrónico y médico.

En palabras del gobernador del estado, Francisco Vega de Lamadrid, estas inversiones obedecen en gran medida a que las empresas observan ventajas en Baja California como su fuerza laboral capacitada y de calidad, que es la base para toda empresa.

Una de estas inversiones corresponde a Valutech, empresa instalada en Mexicali desde hace 10 años dedicada a la reparación de celulares y fabricación de componentes, la cual construirá una segunda planta en la capital del estado.

La inversión de Valutech se reporta en 7 millones de dólares con una generación de 8,500 empleos que, sumados a los de la primera planta, dan un total de 16,500 personas empleadas por este corporativo.

Como parte de la Ley de Fomento a la Competitividad y Desarrollo Económico, Valutech recibió 35 millones de pesos a manera de estímulo y que tiene que ver con descuentos en el pago del impuesto sobre las remuneraciones al trabajo personal, conocido como impuesto sobre nómina, y que será por un periodo de tres años.

En Baja California buscamos las oportunidades para que las empresas nos brinden su confianza para invertir, impulsando así el desarrollo económico y crecimiento sostenido del estado , afirma Vega de Lamadrid.

Otra de estas inversiones fue el anuncio de Honeywell MRTC, por un total de 27 millones de dólares gracias a la apertura de una segunda planta en Mexicali, tras 35 años de operaciones en la entidad.

Algo muy satisfactorio y que nos deja un buen sabor de boca es que cuando visitamos empresas internacionales de distintos giros, los altos ejecutivos nos dicen que si algo tiene Baja California es calidad en la mano de obra de su personal capacitado , expresa el gobernador Francisco Vega.

Y es que con la inauguración de esta segunda planta deHoneywell, dedicada al sector aeroespacial, se crean más de 250 empleos a corto plazo, pues se contempla la generación de 200 más en los primeros meses de 2015.

Luis Sánchez, presidente de Honeywell México, destaca que la empresa logró en este mismo mes la certificación Silver por parte de Honeywell Operating System, que es el nivel más alto que otorga el corporativo en materia de seguridad de los empleados, calidad, productividad, tiempos de entrega y otras mejoras.

Esta segunda planta cuenta con 118,000 pies cuadrados de construcción, donde se pretende manufacturar intercambiadores de calor y otros componentes mecánicos esenciales para la industria aeroespacial, con lo que se propicia una mayor especialización del recurso humano en la entidad.

En tanto, en Tijuana la empresa Fisher & Paykel Healthcare dedicada al diseño, fabricación y comercialización de productos y sistemas usados en cuidados respiratorios e intensivos, anunció una expansión por 4 millones de dólares.

Dicho crecimiento representa la creación de 200 nuevos empleos que se suman a los 520 ya existentes, además que los directivos cortaron listón a un tercer cuarto de manufactura de ambiente controlado en su planta.

Originaria de Nueva Zelanda, Fisher & Paykel Healthcare inició operaciones en Tijuana en 2009, consolidando su inversión al cierre de 2014 con la fabricación de productos médicos que se venden en 120 países.

La empresa cuenta con dos grupos de productos principales cuidados respiratorios e intensivos, y apnea obstructiva del sueño.

erp