Resultado del buen comportamiento fiscal de Baja California Sur, HR Ratings ratificó la calificación de “HR A+” con perspectiva Estable, asimismo, la entidad mantuvo su nivel de endeudamiento de acuerdo con las estimaciones. 

“La disminución esperada en los ingresos federales de gestión (convenios) impactará en el desempeño fiscal del estado, por lo que probablemente se tendría que recurrir al uso de financiamiento a corto plazo. No obstante, el nivel se mantendría por debajo de lo observado en años anteriores, por lo que el endeudamiento de la entidad se mantendría estable para el 2019 y el 2020”, explicó la calificadora en un reporte enviado al a Bolsa Mexicana de Valores. 

En el 2018 se observó un superávit en el balance primario equivalente a 5.6% de los ingresos totales, cuando al cierre del 2017 el superávit representó 1.4% del indicador. Lo anterior se debió principalmente al incremento de las participaciones federales, así como a la disminución del gasto en inversión.  

Sin embargo, HR Ratings esperaba para el 2018 un déficit por 0.7% de los ingresos totales estimado, debido a que se estimaba que continuara el crecimiento del gasto destinado a obra pública. Sumado a lo anterior, las participaciones federales fueron 7.1% mayores a lo esperado.  

"La deuda directa ajustada del estado fue por 1,670.5 millones de pesos, lo cual fue menor al nivel observado en el 2017 por 1,951.9 millones. Esto debido a la disminución de la deuda a corto plazo del estado, la cual pasó de 390.0 millones en el 2017 a 142.9 millones de pesos para el 2018. Con esto, la deuda neta ajustada al cierre del 2018 representó 24.0% de los Ingreso de Libre Disposición (ILD), lo cual fue ligeramente superior a lo esperado debido a que se mantuvo el uso de financiamiento a corto plazo”, explicó la agencia. 

De acuerdo con el comportamiento fiscal esperado, HR Ratings estima que la entidad continúe con el uso moderado de financiamiento a corto plazo. No obstante, el crecimiento de los ILD permitiría que el nivel de deuda neta a ILD se mantenga estable, con un promedio esperado en el 2019 y el 2020 de 21.6 por ciento. 

Por otro lado, en el 2018, las Obligaciones Financieras sin Costo (OFsC) de Baja California Sur fueron por 1,624.6 millones de pesos, mientras que en el 2017 reportaron un saldo por 1,676.9 millones. Esta reducción de 3.7% se debió principalmente al pago de proveedores. Por lo anterior, sumado al comportamiento de los ILD del estado, las OFsC a ILD disminuyeron de 31.4 a 27.0%, mientras que se esperaba un nivel de 28.2 por ciento.  

[email protected]