Tijuana, BC. Baja California y la República de Corea (también llamada Corea del Sur) acordaron fortalecer sus relaciones comerciales, con una proyección para el 2018 de un crecimiento en las inversiones del país asiático en la entidad, que actualmente suma un centenar de compañías en el estado con planes de expansión.

El gobernador Francisco Vega de Lamadrid se reunió con el embajador de Corea del Sur en México, Sang-il Kim, con el propósito de refrendar los lazos de cooperación en temas relacionados al desarrollo económico, para detonar las oportunidades de inyección de capital en el estado.

Durante el 2017 Baja California obtuvo poco más de 95 millones de dólares de inversión de la República de Corea en proyectos de instalación de nuevas empresas y la expansión de algunas compañías que ya operaban en la entidad, lo que representó la generación de aproximadamente 1,500 nuevos empleos.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, al cierre del tercer trimestre del año pasado, la entidad logró captar 1,182.2 millones de dólares millones de dólares en Inversión Extranjera Directa (IED), siendo el país asiático uno de los principales aportadores.

De ese capital fue la industria manufacturera la que tuvo mayor participación con 47.7% del total, seguida por la contribución de transportes, correos y almacenamiento con 25.9%, y en menor proporción los servicios financieros con 15.1% y el comercio con 2.2 por ciento.

Tratándose del origen del capital, Estados Unidos se mantuvo como el principal inversor con 80.4%, seguido por España con 5.4% y en el tercer peldaño Corea del Sur con 5.2 por ciento.

Por las cifras anteriores, el presidente de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay en Tijuana, Salvador Díaz González, dijo que Corea del Sur es uno de los países con mayor interés de crecer en el estado.

Advirtió que los ojos de la industria están fijos no sólo en la renegociación del Tratado de Libre Comercio, sino también en la reforma fiscal recientemente presentada por el presidente estadounidense, Donald Trump, en la que baja la tasa del Impuesto sobre la Renta de 35 a 21%, lo cual deja en desventaja a México que lo mantiene entre 30 y 34 por ciento.

particularidad

Sin embargo, indicó que el sector manufacturero que se instala en la frontera norte del país mantiene ventajas particularmente para el mercado asiático sobre otras regiones e incluso sobre los cambios fiscales que propuso Donald Trump, como el costo de traslado de las producciones desde Tijuana hacia cualquier estado de Estados Unidos.

“Aun así estamos en un momento de mirar hacia otros países, esperamos inversión de Corea del Sur, que está muy fuerte y también de la Unión Europea, nuestra ubicación y el costo de mano de obra son nuestros principales atractivos, incluso hemos visto empresas que están regresando”, indicó Díaz González.

[email protected]