Tijuana, BC. La dinámica de exportación de Baja California hacia Estados Unidos continúa fuerte a pesar de la incertidumbre económica que impera y de las advertencias del presidente Donald Trump sobre cerrar acuerdos comerciales con México, aseguró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial en Tijuana, Humberto Jaramillo.

También advirtió que esta situación generada en los últimos días por las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), debe ser una lección para dejar de depender del país estadounidense.

Afirmó que, a diferencia del problema que surgió la semana pasada con la industria aguacatera de Jalisco, a la cual no le permitieron cruzar un cargamento del producto, en el estado se han mantenido los cruces pero con los mismos problemas arancelarios de hace décadas.

La relación entre California y Baja California no tiene que ver con el discurso de Trump. Nuestro problema no es de ahorita ni nace con él. Siempre lo hemos dicho, lo que necesitamos mejorar es nuestros sistema fiscal para dar incentivos y agilizar procesos, pero mientras eso ocurre la realidad es que necesitamos prevenirnos y mirar hacia otros mercados , advirtió.

Como ejemplo, explicó que en el caso de la compañía que representa, el envío de mercancía hacia Nueva York puede alcanzar un costo de 3,000 dólares, mientras que hacerlo a China oscila entre 500 y 800 dólares, por lo que consideró que el mercado oriental puede ser una opción para el estado sin llegar a la dependencia.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, Carlo Bonfante Olache, dijo que lo prudente será esperar a que Estados Unidos defina las políticas que aplicará con respecto al TLCAN, aunque por el momento ya trabajan en expandir los destinos de exportación.

Pensamos en oriente como un nuevo aliado, tan es así que habrá oficinas de enlace del gobierno estatal en ese país, porque vemos una necesidad de dejar esa dependencia (de) 90% con Estados Unidos .

El director de la firma TLC Asociados, Octavio de la Torre de Stéffano, aseguró que Baja California no sólo debe empezar a ver otros mercados, sino que, para ser más atractivos, debe fortalecer sus programas de facilitación aduanera.

[email protected]