Derivado de los retos y oportunidades que enfrentan los sectores industriales, el Clúster Automotriz Estado de México desarrolla la plataforma de negocios Business Automotive Meeting (BAM) 2021 para el fortalecimiento de proveedores, la cual para este año busca generar una derrama económica por 50 millones de dólares.

En entrevista con El Economista, la presidenta del Clúster Automotriz Estado de México, Elisa Crespo Ferrer, explicó que este evento se organizó con las autoridades mexiquenses, ya que es parte de una agenda pública-privada que busca la reactivación económica para el sector y para la entidad.

Como objetivos a cumplir, precisó que se busca el fortalecimiento de la cadena local de proveedores automotrices en el marco de la entrada en vigor del T-MEC, también que las empresas que se encuentran en la entidad se expandan, además de que puedan llegar nuevas unidades económicas del sector al estado.

Sobre este punto, la empresaria señaló que ante los problemas de desabasto de autopartes y materiales en todo el mundo hay un mayor interés de atraer plantas que puedan abastecer a las armadoras que hay en la entidad.

“Hay una nueva transformación de la industria automotriz. La industria está asumiendo retos. Vemos que se están cerrando puertos y esta dependencia con el mercado chino no beneficia a todos por el traslado que se tiene que hacer y hay un alto costo, pero eso nos beneficia como país proveedor y socio principal de Estados Unidos”, dijo.

“Buscamos ampliaciones y generar nuevas oportunidades, queremos aprovechar el T-MEC”, resaltó.

Este evento se dividió en dos etapas; la primera consiste en la aplicación de un programa de conferencias vía plataformas digitales (los días 26 y 27 de octubre), en donde se busca generar una mayor formación empresarial y académica, ahí se verá la reconversión de la manufactura y la era digital, así como la electromovilidad.

La segunda fase del BAM 2021 se centrará en efectuar un encuentro de negocios programado para el 4 de noviembre, centrado en acercar a los proveedores de insumos, autopartes y componentes con las empresas globales, así como lograr la instalación de más compañías.

Elisa Crespo recalcó que ya tienen el conocimiento de que más de 18 compañías tractoras buscan abastecer con toda una serie de commodities automotrices, “están buscando más de 500”.

“Viene ABB, Deloitte, Hitachi, Prettl, TIBA, Ford, buscando forjar en frío y caliente, piezas de precisión de aluminio. El aluminio se vuelve un componente fundamental para estas nuevas tendencias, donde buscamos que el vehículo sea más ligero, más moldeable y amigable con el medio ambiente”, agregó, al puntualizar que también asistirá la Unidad de negocios de Nissan.

“La Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial se suma también, para buscar proveedores de la industria automotriz que buscan también ser parte de la cadena de valor de la industria aeronáutica”, agregó.

A la par, asistirán la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado de México y el Instituto Mexiquense del Emprendedor.

Preocupación

La empresaria informó que para este evento desarrollaron un semáforo económico; este nuevo mecanismo impulsado por el sector automotriz local se centra en analizar los temas más importantes que pueden afectar a la industria.

Por ello, uno de los temas será cómo la reforma energética afectará a la industria.

estados@eleconomista.mx