En México, se podría armar completamente un avión en menos de una década, ratificó Enrique Jacob Rocha, coordinador del Programa Emprendedores del equipo de transición de Enrique Peña Nieto, presidente electo, quien refirió que la industria tiene el potencial para seguirse desarrollando y atraer a las grandes armadoras.

Durante el segundo día de trabajo del Mexico’s Aerospace Summit, Jacob Rocha recordó que, como parte de los compromisos de campaña de Enrique Peña para el sector, está la construcción de un Centro de Investigación para la Industria Aeroespacial en Querétaro y darle una mayor fuerza al tema regulatorio y de certificación, principalmente, en materia del Bilateral Aviation Safety Agreement (BASA), puesto que es una industria muy sensible a ello.

En este sentido, parte de la aspiración es que en un periodo no mayor a 10 años pueda estar saliendo un avión absolutamente armado en México, aseveró.

Tenemos un gran potencial pero algunos temas de carácter regulatorio todavía nos hacen pensar que hay que seguir trabajando en ello , expresó.

Comentó que la visión de aspiración para la construcción de un avión en México es que entre la industria, la académica e investigación y un gobierno liderando las condiciones exista una alineación de objetivos, para que la manufactura mexicana se integre cada vez más en la cadena de valor de la industria aeroespacial.

Tal es el caso del modelo de la industria automotriz, que ha evolucionado y desarrollado una estructura de proveeduría. Agregó el colaborador del presidente electo que es algo parecido, dado que finalmente llega la empresa ancla.

Se están alineando los esfuerzos, lo que hay que hacer es ver con claridad lo que está pasando en el mundo, promover al país para que las empresas que se dedican a armar nos vean como una alternativa y, eventualmente, puedan venir , aseveró.

Otro punto también es que los primeros proveedores, Tier 1, también tomen decisiones de inversión para instalarse en algunos lugares del país con esas fortalezas y se pueda desarrollar esa cadena de proveeduría detrás de la cadena de valor que tiene la industria, añadió.

PROVEEDURÍA

Adicional a la industria aeroespacial -detalló-,hay un compromiso con el sector de apoyo a las pymes y a los emprendedores, que es la creación del Instituto Nacional del Emprendedor, como un organismo público que tenga la política de apoyo estos dos.

También otros programas de emprendimiento que son de riesgo pero traen retornos significativos cuando una idea se plasma, el emprendimiento de alto crecimiento basado en la innovación, dijo. En estos sectores, normalmente, contribuyen en innovación, generar empleo y tener un desarrollo , expuso.

La entidad, con potencial

  • En el 2011, las exportaciones del sector alcanzaron 4,337 millones de dólares, según ProMéxico.
  • Las importaciones registraron un monto de 3,782 millones de dólares en el sector.
  • En los últimos años, la industria en México ha crecido de 100 a casi 300 compañías.
  • El sector aeroespacial mexicano atrae más de 1,200 millones de dólares de IED y en el 2015 podría alcanzar los 1,400 millones de dólares.
  • En Querétaro, la industria emplea a aproximadamente 5,000 trabajadores.

dbecerril@eleconomista.com.mx