Querétaro, Qro. El abasto de combustible comienza a regularizarse en el estado, este jueves se reportó la inoperatividad de entre 10 y 15 estaciones de cerca de 296 situadas en la entidad, informó el secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco Antonio Del Prete Tercero.

Las inconsistencias en la distribución de combustible, expuso, han generado retrasos logísticos en el sector productivo, sin que de momento se tengan contabilizadas pérdidas económicas.

“En revisiones, el lunes y martes, con cámaras empresariales, se presentaron unos casos de ausentismo, pero son menores. Creo que la principal afectación para Querétaro fue la productividad porque hubo muchas personas que tuvieron que esperar muchas horas para cargar combustible”, declaró.

Algunos proveedores, expuso, se vieron afectados por el tiempo que tardaron en cargar combustible para continuar con sus labores de reparto.

“Afortunadamente, dentro de toda esta baja de disponibilidad de combustible se dio el viernes en la tarde y el sábado durante el día, son días en que no hay muchas actividades económicas”, señaló.

Insuficiencia de turbosina

El desabasto de combustible generó que se privilegiara la distribución de gasolina, en detrimento de la distribución de turbosina, lo cual también generó afectaciones.

El CEO de ITP Aero en México, Juan Carlos Corral Martín, expuso que la escasez de turbosina derivó en retrasos en el proceso de prueba de un motor.

“El tema de la gasolina sí nos está afectando, aparte de que nos puede afectar en el transporte normal de insumos porque los transportistas no tienen gasolina, no tengo datos para decir cuántos; sí que a empresas nos ha afectado, en particular a la mía. Probamos motores y la falta de turbosina —el combustible que se utiliza para los motores— nos ha hecho retrasar pruebas de motores y en particular estamos impactando a algún cliente”, expuso.

Las pruebas del motor, dijo, se retrasaron 15 días, toda vez que apenas se realizaron este martes. Con el apoyo del gobierno estatal fue posible solucionar el problema y conseguir combustible que hacía falta.

Caso particular

De acuerdo con el titular de Sedesu, este fue un caso en particular, generado por problemas de logística, toda vez que al privilegiarse la distribución de gasolina en el país se presentaron retrasos en el suministro de turbosina.

“Fue un tema de logística. Es un proceso natural que ellos compran la turbosina para hacer las pruebas de sus motores a los que les dan mantenimiento en ITP; sin embargo, como ahora las pipas están destinadas a abastecer el combustible por ser la prioridad, no había disponibilidad de vehículos para transportar la turbosina, entonces el gobierno del estado puso a disposición del Aeroclúster y de las empresas que requerían turbosina para poder abastecerles y se normalizó”, explicó el funcionario estatal.

[email protected]