Tijuana, BC. Antes de que finalice el año, se prevé el uso del ferrocarril como medio para importar gasolina de Estados Unidos hacia Baja California, luego de que la empresa Baja California Railroad (BJRR) obtuvo un permiso para introducir hidrocarburos a territorio mexicano.

El presidente de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Gasolina de Tijuana (APEGT), José Luis Noriega Guzmán, explicó que el proyecto de la compañía que opera el tramo ferroviario Tijuana–Tecate, para poder introducir diesel en una primera fase a través de esta vía y ofrecer un segundo canal de comercialización de combustibles para la región, se encuentra muy avanzado.

En junio pasado, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) publicó los diversos permisos autorizados en materia energética, siendo BJRR, con el ferrocarril Tijuana-Tecate, una de las cinco empresas que obtuvo el permiso de transporte de petrolíferos  por medios distintos a ducto (gasolina, diesel y turbosina).

Noriega Guzmán dijo que la APEGT es uno de los tres organismos que operan en el estado que están interesados en la contratación del servicio para la importación de combustible, estimando mover alrededor de 20 millones de litros mensuales, equivalentes a 200 furgones, que abastecerán a más de 60 estaciones aproximadamente.

Añadió que el uso del ferrocarril es una oportunidad para diversificar las opciones de transporte para la industria gasolinera del estado, que tienen como intención abaratar no sólo el costo en la producción de hidrocarburos, sino también en el precio final para el consumidor.

Precio bajo

El director de BJRR, Roberto Romandía Tamayo, explicó que la vía ferroviaria ocupa el segundo lugar como mejor opción en cuanto a costos para el traslado de hidrocarburos, detrás del buque, lo cual contribuye a que los proveedores de gasolina ofrezcan un precio más bajo a los consumidores al utilizar este medio para abastecer sus estaciones de servicio.

“La entrega en términos de tiempo definitivamente será mucho más rápida, pues la ruta a utilizar es ágil, en términos de logística, mucho más sencilla y directa desde su punto de origen a su destino final; además, dentro de la tarea logística de entrega, el auto tanque sería el último eslabón de la cadena para la entrega directa a las estaciones de servicio”, manifestó.

Detalló que BJRR cuenta con una infraestructura que conecta con compañías ferroviarias en Estados Unidos: Burlington Northern and Santa Fe Railway; San Diego and Imperial Valley, y próximamente Union Pacific.

Lo anterior, enfatizó Romandía Tamayo, permitirá abastecer a la entidad desde los principales estados de la Unión Americana que producen el combustible y que cuentan con infraestructura como Texas, Utah y California.

Los clientes definirán el origen y el destino final de los combustibles, según sea el caso, atendiendo las medidas de seguridad y regulación en transportación por parte de Federal Railroad Administration y la CRE, concluyó.

estados@eleconomista.mx