En Querétaro, 80% de los contribuyentes está incorporado al sistema de la facturación electrónica, por lo que son instados por la Asociación de Fiscalistas del Estado de Querétaro (AFEQ) a cumplir las nuevas disposiciones fiscales que entraron en vigor este 1 de julio para evitar infracciones por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Manuel Ríos, Tomás Cisneros y Lidia Ocampo, presidente, vicepresidente y secretaria del Consejo de la AFEQ, respectivamente, mencionaron que inició la modificación para la emisión de comprobantes fiscales, derivado de la reforma a los artículos 29, 29A y 29B del Código Fiscal de la Federación.

Ahora, en los comprobantes se deberán insertar el régimen fiscal, identificar la forma de pago, que puede ser con cheque nominativo, efectivo, transferencia, tarjetas de crédito o débito, monederos electrónicos autorizados por el SAT , comentó Tomás Cisneros.

Añadió que los contribuyentes deberán incluir los cuatro últimos dígitos de la tarjeta o cuenta con la que se emite el pago, el contribuyente deberá estar muy atento al cumplimiento de las obligaciones, para que no proceda alguna infracción .

Dentro de los comprobantes, explicaron, se consideran las facturas, recibos de honorarios y de arrendamiento, así como notas de cargo y crédito, y comprobantes que amparen los ingresos de las empresas.

En tanto, Manuel Ríos detalló que la incorporación al sistema de facturación electrónica en el estado ha sido de manera paulatina, con comprobantes fiscales digitales, otros por Internet y contribuyentes de menor economía con los códigos de barras bidimensionales.

El Presidente de los fiscalistas acotó que hay controversias en algunos apartados en lo que se refiere a las unidades de medida, el número de cuenta o claves estandarizadas bancarias.

La autoridad fiscal flexibilizó y permite algunos ‘no aplica’, entonces, al abrir esta posibilidad, la mayoría de los contribuyentes irá a ésta , expresó.

Los cambios, acotó, desde que inició la facturación electrónica son para que haya un mayor control en los contribuyentes y mejoran el proceso de fiscalización para las autoridades.

El contribuyente informa de sus operaciones con terceros y también qué folios ocupa para facturar, entonces la autoridad tiene el escenario para controlar , puntualizó.

Del total de los contribuyentes, 20% no se ha incluido a la facturación electrónica, indicó Manuel Ríos, y la fecha límite es el 31 de diciembre de este año para migrar a este sistema y estar en orden con el SAT.

[email protected]