El Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) firmaron un convenio de colaboración, con la finalidad de que especialistas participen y colaboren en la ejecución del proyecto del Tren Maya.

El director del Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, y los representantes del colegio establecieron acuerdos y mecanismos de colaboración para impulsar proyectos conjuntos en torno a la construcción de uno de los proyectos de infraestructura más relevantes del sexenio, que beneficiará al sureste mexicano.

El objetivo de este convenio es que el Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán, desde su competencia profesional, aporte información, elementos de investigación, asesoría y capacitación, para que el impacto del Tren Maya favorezca al desarrollo socioeconómico de la región y coadyuve en los trabajos para consolidar el proyecto.

Jiménez Pons afirmó que el Tren Maya no sólo es un medio de transporte sino un proyecto con una visión integral de desarrollo que contará con programas de infraestructura más amplios.

“En enero o febrero entregaremos la ingeniería básica a los licitantes y las empresas tendrán la responsabilidad de verificar a detalle y tendrán participación en la construcción, pero no en la operación (...) Estamos hablando con universidades y grupos colegiados para que tengamos formación de recursos humanos, porque lamentablemente no hay suficientes ingenieros especializados en ferrocarriles en el país”, dijo.

Y agregó que “en las últimas fechas tanto la sociedad yucateca como las autoridades han considerado la posibilidad de que el Tren Maya tenga doble vía desde la ciudad de Mérida hasta Cancún, lo que se está considerando y sería muy benéfico para cumplir con los tres propósitos del tren, que es el transporte de carga, pasajeros y turistas”.

Importancia

Por su parte, José Waldemar Gómez Flores, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán, destacó que el Tren Maya representa un gran reto para revertir la desigualdad social histórica que padece la región sur-sureste y equilibrarla con el resto del país, por lo que el colegio está en la mejor disposición, tanto de colaborar y apoyar esta iniciativa, como de poner a disposición personal académico especializado que coadyuve en los trabajos de este gran proyecto de infraestructura.

“El Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán es el cuarto colegio más antiguo de México. Esto da certeza de que se está trabajando con instituciones de experiencia (...) Es el momento oportuno y coyuntural para Mérida y para Yucatán (...) El Fonatur puede contar con los casi 450 ingenieros que tenemos en nuestra organización”, afirmó.

Entre las acciones que tiene contemplado este convenio están:

Facilitar la vinculación de las acciones del Fonatur con los sectores social y privado del estado de Yucatán, aportando medios, instalaciones físicas, salones y auditorios, para todo tipo de sesiones, reuniones, talleres, consultas y consejos.

Apoyo e intercambio de información, asesoría, consulta y capacitación, mediante la suscripción de convenios específicos.

Así como establecer mecanismos de colaboración relativos a planes maestros, programas, estudios, proyectos, consultorías, entre otras.

[email protected]