Querétaro, Qro. El abasto de combustible en Querétaro avanza lentamente, tanto en el arribo del  hidrocarburo al estado como en el proceso de distribución desde la Terminal de Abastecimiento y Despacho (TAD) de Petróleos Mexicanos (Pemex) de Querétaro hacia las gasolineras.

El secretario de Gobierno, Juan Martín Granados Torres, declaró que la distribución en las gasolineras sigue siendo una de las principales complicaciones que se registra en la entidad.

Este panorama, dijo, ha sido expuesto al subsecretario de Almacenamiento y Despacho de Pemex, Josafat Muñoz.

“Se ha insistido mucho con él en el tema de que la distribución de la estación a las gasolineras sigue siendo lenta, sigue siendo un conflicto y evidentemente está afectando a la ciudadanía, ya es más que evidente y visible para todos. (…) El problema que tenemos es la lentitud de la distribución, tanto la llegada del combustible como después la distribución a las diferentes gasolineras”,  expuso.

El número de estaciones de servicio cerradas o con escasez de combustible registra constantes variaciones,  pero oscila entre un indicador mínimo de 30 a más de 70 gasolineras en estas condiciones, toda vez que aunque la distribución se sigue llevando a cabo, ésta reporta retrasos.

Inventario

Pemex reportó que el miércoles 9 de enero se vendieron 12,500 barriles de combustible en la entidad. Y hasta la mañana de este jueves 10 de enero se contaba con 13,800 barriles y estaban en tránsito  8,900 barriles más que llegarían vía terrestre.

Con estos números, expuso, se programó que para este jueves se contara con una capacidad de venta de 14,300 barriles en el estado, particularmente para abastecer a los municipios de la Zona Metropolitana.

De acuerdo con información de Pemex —detalló Granados Torres— el consumo promedio en el estado era de 12,000 barriles en un día de abasto regularizado, sin embargo, entre el cierre de la semana pasada e inicios de la actual, este indicador bajó a cerca de 10,000 barriles; y durante el martes 8 y miércoles 9 de enero se contó con 16,000 barriles disponibles para venta.

Ante los retrasos en el abastecimiento, se ha acordado con la Terminal de Abastecimiento y Despacho de estado que se privilegiará la distribución en las gasolineras que  tiene mayor tiempo sin combustible.

Y en segundo término, se atenderán las demandas de las gasolineras que han hecho peticiones de combustible, anticipadamente a que se les acabe el producto existente.

Gasolineros deberán acordar logística

En torno a la autorización de Pemex, para que las estaciones puedan abastecerse de combustible por medio de pipas propias, y no necesariamente por unidades de la paraestatal, el secretario estatal explicó que deberán ser los propios empresarios los que establezcan una logística con la TAD del estado.

“Estoy en espera de volverme a reunir con estas personas (empresas del sector), porque ellos  también  ya tenían adelantadas estas gestiones y ya solamente se necesitaba la autorización que se dio el miércoles con las gestiones del gobernador”, pronunció.

Pemex —declaró— ha previsto que el abasto se regularice este fin de semana, mediante distribución vía terrestre, ya que por ahora no se ha notificado la apertura de ductos.

El secretario de Gobierno estatal descartó que haya incrementos en el precio de combustible, a causa del desabasto; por lo que instó a la población a denunciar casos en los que hayan detectado alteración en el precio.

Elemento policiales del estado monitorean las gasolineras, especialmente las situadas sobre carreteras o en las vías de mayor tráfico. 

[email protected]