Cancún, Q.Roo.- El Congreso del estado aprobó la reforma a la Ley de Movilidad enviada por el gobernador Carlos Joaquín González, la cual plantea que el servicio de transporte a través de plataformas tecnológicas se prestará únicamente bajo la modalidad de concesión, es decir, lo mismo que el servicio de taxis bajo la figura de servicio público. 

El gobierno del estado a través de un comunicado destacó que la ley ya reformada autoriza el servicio de transporte a través de plataformas tecnológicas, impulsa el uso de tecnologías sustentables en los medios de transporte; establece reglas que garanticen la seguridad en los desplazamientos de la población; privilegia la movilidad inclusiva, sin discriminación y a costos accesibles, además de que fija un término de vigencia de 10 años para los permisos del servicio de transporte a través de plataformas tecnológicas y 20 años de vigencia para las concesiones de los transportistas de alquiler y de carga.

Es decir, el cambio que introduce la reforma aprobada ayer es la concesión obligatoria para las plataformas de transporte.

Federico Ranero, director de Uber México, se manifestó el lunes en el Congreso del estado para solicitar al gobernador retirar la iniciativa, pues aseguró que la reclasificación que la ley establece para las plataformas digitales al ubicarlas como servicio público de transporte, automáticamente desvirtúa el modelo de negocio de redes colaborativas que los caracteriza.

“La reforma afectará las ganancias de 5,000 familias quintanarroenses, el derecho a elegir de 130,000 personas en Cancún y la posibilidad de que miles de turistas accedan a una opción tecnológica, innovadora y confiable de movilidad, a limitar drásticamente innovadoras y confiables, al limitar drásticamente la operación de Uber en el estado”, dijo. 

“Quintana Roo y sus visitantes merecen una oferta diversificada de servicios, incluyendo transporte seguro, eficiente y accesible. El gobernador, Carlos Joaquín González, al apoyar una reforma que limita la entrada de plataformas digitales, frena el desarrollo económico del estado y se pierde la oportunidad de continuar avanzando y escuchar la voz de miles de quintanarroenses en beneficio del autoempleo y el derecho de elegir”, añadió el directivo.

Cabe mencionar que la postura de Uber es apoyada por cámaras empresariales como el Consejo Coordinador Empresarial, la Asociación de Hoteles y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).