Monterrey.- El Congreso del Estado aprobó por mayoría, al gobierno de Nuevo León, reformas a la Ley estatal de Ingresos 2012, a fin de contratar deuda por 2,500 millones de pesos ante el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) u otras instituciones de crédito nacionales.

Durante la Sesión Permanente del actual periodo extraordinario de la LXXII Legislatura, 23 diputados de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Nueva Alianza, Verde Ecologista de México (PVEM) y del Trabajo (PT), dieron su aval al dictamen presentado por la Comisión de Hacienda del Estado.

En su solicitud, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz señala que el nuevo adeudo pretende canalizarse al pago de las amortizaciones que realiza a créditos de ejercicios anteriores, otorgando con esto mayor capacidad crediticia a la entidad y así lograr alcanzar los financiamientos y realizar nuevas inversiones productivas .

En la petición de financiamiento se planteó la afectación de los derechos de los ingresos y egresos que le corresponden al Fondo de Aportación para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF), por la cantidad que resulte del aplicar el 25 por ciento de los recursos del fondo .

El diputado Oscar Cantú García, al presentar ante el pleno el dictamen, sostuvo que el adeudo incentivará el pago de amortizaciones, promoverá el pago anticipado de deuda, lo cual otorgará beneficios al estado, con la continuación del desarrollo de más proyectos de inversión productiva .

Lo anterior, al subrayar que la promoción del Ejecutivo estatal signada también por el tesorero Rodolfo Gómez Acosta, es la forma idónea de acceder a continuar con el crecimiento de este estado .

Por la fracción del PAN, que votó en contra del nuevo endeudamiento estatal, el diputado Tomás David Macías Canales cuestionó el financiamiento al señalar que se afecten participaciones federales del programa Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).

La diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), María de los Ángeles Herrera García se manifestó en contra del dictamen, toda vez que más de 90% del pasivo promovido por el ejecutivo estatal será para gasto corriente.

klm