Monterrey, NL. El Instituto de Movilidad y Accesibilidad de Nuevo León puso en marcha un operativo permanente en las instalaciones de la Central de Autobuses, para que todos los pasajeros que lleguen a la entidad pasen por filtros de salubridad.

Antes de ingresar a los andenes, los inspectores de transporte confirmarán la procedencia del camión, tomarán la temperatura al operador y le asignará su lugar para que todos los pasajeros sean revisados por los médicos, indica un comunicado del gobierno estatal.

En coordinación con la administración de la central, fue habilitada una área especial donde se podrá aislar a personas sospechosas de Covid-19, y posteriormente continuar con el protocolo que marque la Secretaría de Salud del estado sin que hasta el momento se haya presentado algún caso.

En todos los accesos a las salas de espera fueron colocados filtros especiales con gel antibacterial.

Los encargados de tomar la temperatura a los viajeros, así como de mantener la sana distancia, será el personal de la Central y del programa Aliados Contigo.

Las 24 horas habrá médicos garantizando así la revisión total de los pasajeros, poniendo principal atención en quienes vienen de los Estados Unidos, uno de los países con mayores contagios en el mundo.

Todo lo anterior sumado al módulo de información y prevención que mantiene la Secretaría de Salud de forma permanente en el lobby de la Central de Autobuses