Puebla, Pue. El ayuntamiento de Puebla anunció que después de dos meses de estar cerrado el paso vehicular al primer cuadro del Centro Histórico reabrirá de manera parcial el 13 de julio; comerciantes señalaron que fue una medida sin sentido.

Lo anterior se derivó de las mesas de trabajo entre las autoridades municipales y los empresarios de la zona, quienes han insistido en varias ocasiones que el cierre de calles no sería factor para reducir los contagios de Covid-19 en la Angelópolis.

No obstante, dicha habilitación quedará fija, siempre y cuando no ocurran aglomeraciones y si comercios cumplen con los lineamientos establecidos por autoridades sanitarias, por lo que de no llevarse a cabo algunas de estas disposiciones, podrían volver a cerrarse las calles.

En el caso de la reapertura de negocios, las Secretarías de Protección Civil y Movilidad municipal dejaron en claro a los dueños de negocios en el Centro Histórico de Puebla, que se llevará a cabo en cuanto el semáforo epidemiológico pase de rojo a naranja.

Reconocen disposición

El presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez, reconoció la disposición del ayuntamiento, porque estaba afectando a los negocios que aún siguen abiertos.

En el polígono que fue cerrado por la autoridad municipal al tránsito vehicular, existen 4,356 unidades económicas, de las cuales 3,386 están cerradas, manteniéndose abiertas tan sólo 970 que corresponden a actividades señaladas como esenciales, de acuerdo con la Secretaría de Salud, entre ellas farmacias y comercializadoras de abarrotes y material médico.

Ahondó que las ventas para los que se mantienen operando, apenas son de 50%, a lo cual se cayó porque no dejaban pasar a los camiones con mercancía, las cuales debían descargar lejos de los establecimientos y ello obligó a reducir los pedidos.

Reiteró que esa medida, lejos de contribuir a una solución del impacto económico que ha generado la pandemia, representó un golpe a los pequeños comercios que ofrecen productos y servicios de primera necesidad.

“Los comercios que se ubican en las calles del primer cuadro siempre funcionan como principal distribuidor de productos para el abastecimiento de otros comercios en las colonias de la periferia de la ciudad, por lo que se afectó el abasto privado en el resto de la ciudad”, sentenció.

Además, confió en que pronto se reabra al 100% no sólo la circulación vehicular, sino los comercios en general de la zona por la necesidad de no quebrar y evitar despidos.

[email protected]

kg