El sector autopartero es de los más atractivos para la Inversión Extranjera Directa (IED), al concentrar 16% de lo que captó la industria manufacturera en enero-septiembre del 2015 y 11.6% de la inversión total para Querétaro.

En este sentido, destacan sectores como la fabricación de arneses eléctricos, transmisiones, sistemas de dirección y suspensión, en procesos de inyección de plásticos, entre otros segmentos, coinciden autoridades y empresarios.

De acuerdo con la Dirección General de Inversión Extranjera (DGIE) de la Secretaría de Economía, la fabricación de partes para vehículos automotores aumentó 60% de enero a septiembre del 2015.

La IED en este segmento registró un flujo acumulado en los primeros nueve meses del año anterior de 97.4 millones de dólares, siendo el tercer trimestre cuando atrajo un mayor capital, 44.4 millones de dólares.

En enero-marzo del mismo año, se ubicó en 28 millones de dólares, para luego disminuir a 25 millones en el segundo trimestre y recuperar terreno en julio-septiembre.

Fortaleza en el Bajío

Según la DGIE, Querétaro reporta el mayor monto en la región del Bajío. Las cifras registradas en la DGIE muestran un monto de IED para Guanajuato de 71.5 millones de dólares en el sector, en los primeros nueve meses del año pasado; mientras que San Luis Potosí reportó 67.4 millones.

Aguascalientes, a su vez, sumó 37.8 millones de dólares de IED en la fabricación de partes para vehículos automotores en los primeros tres trimestres del año pasado.

Al respecto, Marco Antonio del Prete, titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) de Querétaro, enfatizó la participación de negocio con las grandes armadoras.

Los principales procesos que se realizan, dijo, son la inyección de plástico, moldes de carrocería, fabricación de arneses eléctricos y otros.

Lo destacado

La fabricación de partes de sistemas de frenos fue el que mayor inversión extranjera reportó en enero-septiembre del 2015 (46.2 millones de dólares), seguido de la fabricación de partes de sistemas de dirección y de suspensión (10.2 millones).

Ante ello, el secretario destacó la importancia de continuar con los proyectos en el sector automotriz hacia los siguientes meses.

Asimismo, representantes de cámaras empresariales también han mencionado el interés que hay por parte de inversionistas extranjeros en la industria.

De acuerdo con el Capítulo Bajío de la Cámara Franco-Mexicana de Comercio e Industria, este año vendrá una delegación de firmas galas interesadas en participar en el mercado automotriz. Mientras que la Cámara de Comercio de Canadá en México ha enfatizado la oportunidad de negocio que existe en la industria del Bajío hacia el mediano y largo plazos, con la llegada de las armadoras.

[email protected]