Puebla, Pue. Para fortalecer la proveeduría local, empresas poblanas de metalmecánica deben replantear el esquema de trabajo enfocado a la automatización de áreas, ya que sólo seis de 63 firmas del sector han invertido, dijo el representante Israel Vera Merino.

El dirigente de las empresas afiliadas a la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), las cuales generan alrededor de 5,800 empleos, reconoció que dar ese paso tecnológico representa una alta inversión que es recuperable a tres años, pero con reducción del 10% en costos e incremento de la producción en 20%.

Puntualizó que la automatización requiere una planeación que no es fácil, lo cual ha costado años y desde el 2011 fue realizado por seis socios para ser más productivos.

No obstante, reconoció que este 2021 será difícil porque de inicio no habrá inversiones para ejecutar proyectos por las industrias o desarrolladores inmobiliarios, pero a la vez tienen los socios del sector que pensar en ser competitivos y la automatización debe ser esencial más en las medianas y grandes empresas, donde se concentra la mayor actividad, mientras que las pequeñas se enfocan a trabajos de mantenimiento.

Puntualizó que esta modernización no significa hacer despidos sino ser más eficientes en los procesos productivos, por lo mismo que en otras industrias de Chihuahua, Estados de México, Monclova y Monterrey están sobresaliendo.

Apertura de bancos

“La automatización no es un proceso barato, porque los sistemas que se compran son en dólares o euros, por ello bancos deben tener más apertura, ya que a las pequeñas metalmecánicas ponen demasiadas trabas para acceder a los financiamientos”, ahondó.

Vera Merino dijo que teniendo más firmas en Puebla operando en ese esquema tecnológico contribuirá a incrementar la proveeduría con la calidad de los materiales que se surten a las empresas que construyen naves industriales, hoteles y restaurantes, a fin de que opten por hacer compras locales en lugar de buscar en otras entidades que pueden venderles con costos más altos.

Aunque también por la pandemia, dijo que algunas empresas optarán por primero recuperarse y después tecnificarse, ya que el 2020 fue difícil y puso a varias metalmecánicas en riesgo de quebrar o en números rojos, debido a la baja actividad o nula.

Comentó que hay industrias en general que se han restablecido al 100%, pero no están haciendo proyectos vinculados al sector metalmecánico o están requiriendo solo servicios de mantenimiento, por lo que eso impacta sobre todo a las empresas chicas.