Monterrey, NL. El incremento de los precios en las materias primas durante el mes de abril fue el mayor obstáculo para los industriales, y es preocupante la tendencia creciente de empresarios afectados, de acuerdo con la encuesta de Expectativas de la Manufactura que realiza cada mes la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra); por ello, el organismo exhortó a las autoridades a priorizar este tema, tomar las medidas necesarias para controlar la situación y no perjudicar más al sector empresarial.

En abril de este año, 48% de los industriales de Nuevo León señaló que el incremento en estos precios fue un obstáculo para sus empresas, siendo el porcentaje más alto desde enero del 2017.

Esta notoria tendencia creciente en el porcentaje de empresarios afectados por el incremento de los precios de las materias primas “en los índices de precios a nivel estatal y federal son señales que preocupan y potencian la incertidumbre del país, por ello, exhortamos a las autoridades que prioricen este tema y tomen las medidas necesarias para controlar la situación y no perjudicar más al sector empresarial”, enfatizó Caintra.

Al inicio de la pandemia, en abril del 2020, 41% de los empresarios mencionó un aumento en las materias primas, sin embargo, este indicador bajó a 24% en octubre de ese año y empezó a recuperarse desde que inició el 2021, con un repunte de 43% de los industriales afectados en enero pasado.

Aunado a ello, “la actividad económica débil había sido el principal obstáculo de desempeño para los empresarios, hasta abril de este año, en el que la inflación en materias primas ocupó el primer lugar”, precisó el organismo.

En enero del año anterior, 50% de los industriales consideró que el principal obstáculo para el desempeño de las empresas era una actividad económica débil, indicador que fue aumentando. En abril del año pasado llegó a 56.2% y en julio subió hasta 71.3%, debido al cierre de algunas actividades por el confinamiento; sin embargo, inició su descenso en agosto del 2020, con 63.8 por ciento.

estados@eleconomista.mx