Guadalajara, Jal.- Debido al alza en el precio del dólar, los costos de la industria de la construcción podrían aumentar 4%, según advirtió el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Jalisco, Benjamín Cárdenas.

Si la tendencia sigue como la hemos visto en los últimos meses, sí se verá impactado o se tendrá que hacer un ajuste en los costos de la construcción, derivado principalmente de algunos insumos que se cotizan en dólares , subrayó el dirigente de los constructores.

Indicó que entre los insumos que están tasados en dólares, se encuentra la maquinaria de construcción y las refacciones, por lo que las obras en las que se requiere maquinaria pesada, sufrirán una afectación por la volatilidad cambiaria.

El presidente de CMIC refirió que para mitigar el impacto en costos por el uso de la maquinaria pesada, las empresas realizarán ajustes en las horas que se utilicen, al tiempo que se espera una baja en los precios de los combustibles para compensar el incremento.

Cárdenas Chávez, aseguró, no obstante, que la calidad de las obras no es negociable y no disminuirá con el objetivo de reducir costos.

En cuanto a la calidad por la turbulencia financiera, no podemos cuestionar o jugar con la calidad. La calidad no es negociable; si se tienen que incrementar costos, hay que incrementarlos de manera siempre responsable y razonable, pero de ninguna manera, y jamás, disminuyendo la calidad , enfatizó el líder de la cúpula constructora.

Es una política de este sector, siempre cumplir con todos los requerimientos de seguridad social, de cumplimiento de obligaciones fiscales y sobre todo de cumplir en tiempo y forma y con los estándares de calidad especificados, tanto privados como públicos , puntualizó.

Deuda municipal

En otro tema, el presidente de CMIC Jalisco reconoció que ha habido avances en el pago de la deuda que el ayuntamiento de Zapopan tenía con las empresas constructoras locales.

Según Cárdenas, el rezago, en algunos casos, obedece a que se realizaron obras que no están debidamente documentadas, por lo que la Dirección de Obras Públicas del municipio debe supervisar físicamente su avance.

Por su parte, el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus, admitió que la deuda con el sector de la construcción es todavía de 80 millones de pesos -de un total de 480 millones que adeudaba la pasada administración- mismos que se saldarán una vez que sean auditadas todas las obras.

mfh