HR Ratings revisó al alza la calificación de “HR BB” a “HR BBB-” al municipio de Bahía de Banderas, Nayarit, y modificó su perspectiva de Positiva a Estable

“La revisión al alza de la calificación se debe a la tendencia creciente reportada en los Ingresos de Libre Disposición (ILD), lo que ha permitido a la entidad disminuir su nivel de Obligaciones Financieras sin Costo (OFsC), ya que la métrica de OFsC netas a ILD pasó de 110.8% en el 2016 a 68.5% en el 2018, sumado a una reducción en la deuda neta al representar 27.2% de los ILD en el 2018”, explicó la agencia en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Asimismo, de acuerdo con la expectativa de que permanezcan superávits primarios como resultado del desempeño proyectado en los ILD, el municipio podrá continuar con el saneamiento de OFsC, mismas que se estiman en 52.4% de los ILD para el 2019, y mantener la deuda neta estable en un promedio de 25.8% en los siguientes ejercicios.

Bahía de Banderas reportó en el 2018 un balance primario superavitario equivalente a 8.7% de los ingresos totales, cuando en el 2017 se observó un superávit de 14.3 por ciento. En lo anterior, destaca el crecimiento interanual de 51.4% en las participaciones federales con una mayor gestión de recursos a través del Impuesto Sobre la Renta (ISR) participable, sumado a un dinamismo importante en el cobro del Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles durante el 2018, como parte de la recaudación propia, en línea con el desarrollo habitacional y turístico registrado en el municipio.

“Por su parte, destaca la expectativa de que continúe el fortalecimiento en los ingresos propios con un crecimiento de 11.3%, así como el monto proyectado de participaciones para el 2019, donde se estima una recuperación importante de recursos a través del ISR participable”, indicó la calificadora.

Deuda y pasivos

A diciembre del 2018, la deuda directa ascendió a 221.6 millones de pesos, compuesta por un crédito a largo plazo por 197.8 millones de pesos y 23.8 millones de deuda a corto plazo. El crédito a largo plazo fue adquirido en el 2013 con Bansí, mismo que tiene afectado como garantía y fuente de pago 77.0% de las participaciones. Cabe mencionar que el municipio se encuentra en proceso de refinanciamiento de la deuda a largo plazo hasta por 208.8 millones, donde se tiene como objetivo una mejora en el costo financiero y sobretasa asociada.

“De acuerdo con el comportamiento esperado en los balances, sumado a las acciones implementadas por la entidad para saneamiento de pasivo, se espera que la métrica de OFsC sobre los ILD disminuya a un nivel de 50.6% para los años 2019 y 2020, mientras que la deuda neta respecto a ILD se mantendría estable en 25.8%”, precisó HR Ratings.

[email protected]