El flujo de remesas familiares en Querétaro reportó un aumento de 21% anual en julio-septiembre de este año, con un monto de 128.2 millones de dólares, según las cifras del Banco de México (Banxico).

El estado ha logrado recuperarse en este aspecto, luego de que en el primer trimestre del 2015 reportara un flujo de remesas por 99.9 millones de dólares; y de 117.7 millones en abril-junio de este año.

De acuerdo con las cifras del Banxico, las entidades del país con el mayor monto de remesas en el tercer trimestre del 2015 fueron: Michoacán, con un flujo de 660.8 millones de dólares; Guanajuato, con 613 millones; el Estado de México, con 406 millones; Puebla, con 357.6 millones; Oaxaca, con 344.3 millones, y Guerrero, con 329.9 millones de dólares.

Respecto de los otros estados del Bajío, San Luis Potosí registró remesas por 236.6 millones de dólares en el tercer trimestre de este año, mientras que en Aguascalientes estos recursos ascendieron a 92.5 millones de dólares en el periodo.

El mayor aumento en nueve meses

En el acumulado enero-septiembre de este año, Querétaro presentó un total de remesas por 345.9 millones de dólares, lo que significó un aumento de 18.9% respecto de los 290.8 millones de dólares que se reportaron en el mismo lapso del 2014, indica la información del Banco Central. Dicho avance fue el mayor entre los estados del país, por arriba de Chihuahua y Jalisco.

Las remesas que envían los migrantes al estado representan 1.9% del total de estos recursos a nivel nacional. Michoacán, Guanajuato y Jalisco son las entidades de la República que tienen la mayor participación, con 10.2, 9.2 y 9%, respectivamente.

César Augusto Lachira Sáenz, catedrático de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), dijo que el incremento anual en el flujo de remesas en el estado se debe al desempeño en el mercado laboral de Estados Unidos (EU) en sectores como el agrícola, construcción y de servicios.

Incluso, la mayoría de los migrantes nacionales se ocupa en el campo estadounidense, y de ahí que haya una derrama importante de estos ingresos, expuso.

En el caso de la industria de la construcción y el sector servicios, que también ocupan a la mayoría de los connacionales, han impulsado la generación de remesas, aunque con un menor dinamismo frente al sector agropecuario, comentó.

Analistas del Grupo Financiero Banamex estimaron que el flujo de remesas en el país alcance un crecimiento de 5.2%, medido en dólares, en este año, ante los buenos resultados del indicador a lo largo de los primeros nueve meses del 2015.

Mencionaron que si bien el total de remesas tuvo un aumento general a nivel nacional, este dinamismo no fue homogéneo en el ámbito regional.

Las entidades con mayor crecimiento fueron Querétaro, Chihuahua y Jalisco, con variaciones anuales promedio de 18.9, 18.1 y 18.0%, respectivamente; no obstante, las dos primeras sólo concentran 1.9 y 2.6% del total del monto enviado, expusieron.

[email protected]