Tuxtla Gutiérrez, Chis.-En el marco de la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre, el secretario de Salud, James Gómez Montes, afirmó que en Chiapas se trabaja intensamente por cumplir los Objetivos del Milenio de la ONU.

El primero de ellos es la salud, objetivo primordial si se considera que la primera causa de muerte materna en Chiapas es por hemorragias. Por lo anterior, se requiere contar con unidades de sangre para restituir a las mujeres el volumen perdido y así salvar sus vidas.

La Secretaría de Salud cuenta con sangre de calidad, analizada con métodos modernos, gracias a la inversión de 77 millones de pesos que hizo posible la construcción de un banco de sangre en Tuxtla Gutiérrez. Fue inaugurado el 25 de agosto de 2010, de él se han obtenido 7,783 unidades de sangre y se han valorado a 12,000 personas como candidatos a donar.

Dentro de esta conmemoración, Gómez Montes se convirtió en donador voluntario, durante la campaña de donación organizada por la Secretaría de Salud estatal, que se instaló en el parque Jardín de la Marimba de la capital.

Se realizan más de 40,000 estudios para alcanzar una producción de 15,000 unidades de sangre, que solicitan hospitales públicos y privados. Esta producción supera a las 9,000 unidades captadas el año pasado, sin embargo, no existe donación altruista.

En México se estima que se recolectan anualmente alrededor de 1 millón 660,000 unidades de sangre, y sólo 3% es donada de manera voluntaria, 97% restante es por concepto de reposición, según datos de la dirección general del Centro Nacional de Transfusión Sanguínea.

De la cifra recolectada a nivel nacional se desechan 8.3 paquetes, debido a dificultades de conservación y recolección (rotura de bolsas, fecha de caducidad, infecciones o altas concentraciones de grasa en sangre).

Es necesario considerar que cada unidad de sangre, de 380 ml, cuesta más de 2,000 pesos, valorando el pago de las enfermeras y el equipo estéril utilizado. En un banco de sangre privado el costo puede elevarse hasta 10,000 pesos.

César Estrada, uno de los voluntarios que acudió al evento, hizo énfasis en que "donar sangre se siente muy bien, es una satisfacción muy grande. Hace muchos meses mi familia había requerido sangre y habíamos batallado un poco para conseguir donadores, por lo que exhorto a toda la gente a que donen".

BVC