Cancún, QR. Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) mantiene su compromiso de trabajar con el gobierno federal en la elaboración del proyecto para la estación del Tren Maya en el Aeropuerto Internacional de Cancún, para lo cual se cuenta ya con la reserva territorial y se avanza en la planeación de la obra, aseguró Carlos Trueba Coll, director de la terminal aérea.

En la medida en la que avance el proyecto, Asur dará las facilidades para que la terminal del Tren Maya se construya en el Aeropuerto Internacional de Cancún; incluso ya hay una ubicación tentativa de lo que será la terminal férrea en los terrenos del aeropuerto que se encuentran a un costado de la avenida Huayacán.

Trueba Coll aseguró que el grupo aeroportuario ya se encuentra trabajando con el equipo del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en el diseño de la terminal.

Confirmó también que ya analizan la posibilidad de incorporar un segundo tren urbano, que recorrería todo Cancún para alimentar de pasajeros tanto al aeropuerto como al Tren Maya.

“Estamos haciendo lo que nos corresponde, pero el proyecto podrá avanzar dependiendo de la ubicación final que se decida y en función del trazo definitivo”, dijo.

Trueba Coll recordó que Asur elaboró hace varios años el anteproyecto de un tren eléctrico para dar servicio a la ciudad de Cancún, sin embargo, dicho proyecto es muy distinto a lo que plantea actualmente el gobierno federal, tanto en equipamiento, dimensiones y alcance; esto implica que se esté trabajando con una óptica distinta en función de las nuevas necesidades.

Tan sólo el Tren Maya supone un componente muy importante de carga que no se contemplaba en los anteproyectos anteriores, lo cual requiere otro tipo de infraestructura, logística y sobre todo terrenos para manejar toda una dinámica distinta al traslado de pasajeros.

Cuestionado sobre la posibilidad de trasladar combustibles, Trueba Coll consideró que cualquier mecanismo que permita movilizar de manera más eficiente y en mayores cantidades el combustible que consumen los aviones de la terminal aérea redundará principalmente en una baja de los costos, pues actualmente el aeropuerto se abastece a través de cientos de pipas que recorren vía carretera la península de Yucatán.

Objetivos establecidos

En las prebases de la licitación para la ingeniería básica publicadas en diciembre del 2018, se establece que los objetivos que se persiguen con el Tren Maya para Quintana Roo son aumentar el tiempo de estancia del turismo nacional e internacional, facilitar la interconectividad con aeropuertos nacionales, transportar trabajadores y mercancías a lo largo de la Riviera Maya, comunicar las microrregiones del estado con las seis ciudades que tendrán una estación del tren, aumentar los flujos turísticos y comerciales en el sur del estado, entre otros.

Avance

El titular de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, comentó en entrevista que los objetivos se mantienen intactos, y que la modificación del trazo original que recortaría la conexión de Valladolid a Cancún no afecta en nada los planes de carga que se tienen para el proyecto.

Recordó que en lo que va del año se ha avanzado en la licitación de la ingeniería básica, respecto de la cual adelantó que dentro de un mes se responderán a las más de 1,000 preguntas que generaron empresas interesadas en participar.

Recordó además que en marzo adjudicaron tres contratos para estudios previos, por un monto de 100 millones de pesos. Las empresas beneficiadas fueron el despacho Woodhouse Lorente Ludlow SC, la consultora Steer Davies & Gleave México, así como PricewaterhouseCoopers.

Adelantó que ya está definido que este proceso de diálogo y consulta con las comunidades se realizará en tres lenguas indígenas: maya, chol y tzetzal.

Dicha consulta en la que se pondrá a consideración el Tren Maya y el ordenamiento urbano que se propone en torno a las 15 estaciones a lo largo de todo el recorrido se realizará una vez que se tenga la información técnica que derivará de los estudios que recientemente se licitaron.

Jiménez Pons agregó que dentro de toda la información que se provea a las comunidades para que deliberen sobre la conveniencia del proyecto férreo, está justamente la de los beneficios que tendrá la incorporación de tierras a través del Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces.

“Al tratarse de un proyecto rentable, la Bolsa de Valores es el mejor mecanismo que tenemos para poder hacernos de inversión de riesgo. Lo que vamos a hacer es explicar detalladamente los beneficios de participar a través de este esquema e incluso las posibilidades que tendrán de salirse en caso de que más adelante quieran abandonar el proyecto”, explicó.

[email protected]