Puebla, Pue. El sector inmobiliario aprovecha la llegada de más médicos especialistas del norte y centro-sur del país a la angelópolis para invertir en nuevos edificios de consultorios y adecuación de inmuebles, al contabilizar en dos años 350 millones de pesos.

El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) local, José Antonio Hidalgo Rojas, dijo que la ciudad se ha convertido en atractivo para los galenos foráneos, quienes han tenido que migrar por problemas de inseguridad o falta de demanda de sus servicios en sus lugares de origen, al ser de costo alto.

Del norte provienen de Monterrey, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas, mientras que del sur son de Oaxaca, Guerrero y Veracruz. Algunas de las especialidades que ofrecen son: cirugías plásticas, gastrointestinales, ortopédicas, de cardiología, nutrición, geriatría, entre otras.

Hemos recibido al mes en promedio 50 llamadas de médicos de esas entidades, quienes buscan comprar un consultorio, que oscila entre 1 millón 500,000 o 2 millones de pesos, o rentar un espacio y casa, ya que traen a sus familias , dijo Hidalgo Rojas.

Comentó que actualmente existen cuatro torres médicas, con un promedio de 200 consultorios, y en cinco hospitales hay 300, todos ocupados, lo que abre una oportunidad para invertir en nuevos complejos.

Dijo que dos proyectos de torres iniciaron en el 2015, por un monto de 250 millones de pesos, las cuales ofrecen 200 consultorios que, se prevé, estarán terminados a finales del presente año, mientras que el resto de la inversión 100 millones es para acondicionar edificios que antes eran oficinas corporativas.

Galenos foráneos, al alza

El presidente de la Asociación de Médicos Especialistas, con 400 socios, Gustavo Ramírez Rojas, dijo que hasta el 2014 había 80 profesionales foráneos registrados, pero en el presente año 50 solicitaron formar parte, quienes están ofreciendo servicios desde el segundo semestre del año pasado.

Mencionó que los estudiantes de medicina hacen sus residencias y especialidades en Puebla, por lo que tres de cada 10 se quedan a trabajar en la angelópolis o migran a la Ciudad de México.

Debido a la calidad de los servicios, comentó, también están llegando pacientes del norte, situación que no era común, ya que tienen una mayor infraestructura y gama de especialidades, pero vemos que también los médicos de esa zona migran, por los problemas de inseguridad o porque han visto en la capital poblana un nicho de mercado que es menos competido .

Raúl Salazar Rojas, de Medport Consulting, refirió que la capital poblana dejó de ser un punto de paso hacia la Ciudad de México y ahora es generador de varios servicios médicos: especialidades y hospitalarios.

Eso también atrae a los desarrolladores de otros estados para ampliar la oferta de consultorios, expuso, pues las familias del sur prefieren llegar a Puebla en lugar de ir a la capital del país, donde deben enfrentarse a los problemas de tráfico y que los servicios son 30% más caros.

miguel.hernandez@eleconomista.mx