La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) inició la aplicación del Programa de Empleo Temporal Inmediato (PETI) para apoyar, en una primera etapa, a más de 1,000 familias desplazadas por la sequía y la inseguridad en diversas comunidades de nueve municipios de Sinaloa.

La dependencia federal dio en un comunicado que se abrirán más de 2,000 fuentes de trabajo, en beneficio de 4,060 personas, ya que podrán emplearse varios integrantes de las familias en cada uno de los proyectos.

Señaló que en cumplimiento a las instrucciones de su titular, Heriberto Félix Guerra, quien comprometió todo el apoyo federal para las familias desplazadas por la sequía y la inseguridad, a fin de garantizarles un ingreso que les permita adquirir los insumos básicos, el delegado de la Sedesol en Sinaloa, Alfredo Díaz Belmontes, ordenó la instrumentación del PETI en la entidad.

Durante la última semana, personal de la dependencia trabajó en la ubicación de las familias desplazadas y en la evaluación de los proyectos en que se podría emplear a sus integrantes.

Indicó que Badiraguato es el primer municipio donde se puso en marcha el PETI, para que 320 personas trabajen en la construcción de presas filtrantes de agua en la zona de Surutato.

Otros proyectos que emplearán a las poblaciones desplazadas consisten en la reparación y limpieza de caminos rurales en municipios como Sinaloa, Elota, Mocorito, Cosalá, San Ignacio, Mazatlán, El Rosario y Concordia, entre otros.

La dependencia dio a conocer, por otra parte, que en coordinación con los gobiernos estatal y municipales, se trabaja en la instrumentación de un programa de empleo temporal para aplicar en las zonas serranas marginadas, así como para los pescadores que resienten la veda de captura del camarón.

Recordó que en 2011 aplicó en Sinaloa el mayor Programa de Empleo Temporal en el país, para recuperar los cultivos afectados por las heladas, el cual benefició a más de 150,000 jornaleros.

klm