Diputados federales del PRI, PAN y PRD aprobaron en la Comisión de Hacienda un dictamen para permitir a los gobiernos de estados y municipios utilizar hasta 5% de sus remanentes de recursos anuales en gasto corriente, lo que fue criticado por Morena, al argumentar que provocará el aumento de las deudas públicas estatales y locales.

Por mayoría de legisladores de dichos partidos, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen de reformas a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

Los promoventes de la misma, Ricardo García Portilla (PRI); Armando Rivera (PAN) y Cecilia Soto (PRD), entre otros, aseguraron que no pretenden flexibilizar la reforma constitucional del 2015 para controlar la deuda y manejo financiero de las entidades y municipios, sino “impulsar, consolidar y dar mayor certeza a la sostenibilidad de las finanzas públicas estatales y municipales”.

Las reformas establecen que los Congresos de los estados deberán discutir sus “fuentes de ingresos”, posterior a que la Cámara de Diputados haya aprobado el Paquete Económico del año siguiente.

También otorga un grado mayor de maniobra a gobiernos locales, que podrán utilizar 5% de ingresos excedentes a gasto corriente, y no al pago de deuda pública, como está previsto actualmente en la Ley. Lo anterior, siempre que los gobiernos estén dentro de los márgenes del Sistema de Alertas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), respecto al manejo de su deuda.

Se establece que para aquellos ingresos de libre disposición que tengan un fin específico, no le será aplicable la regla de destino que se establece.

Oposición

Los diputados de Morena, Vidal Llerenas Morales y Juan Romero Tenorio, opinaron que estas reformas provocarán un incremento de las deudas públicas estatales y locales, en lugar de establecer limitantes en dicho rubro, situación que se deriva del manejo político que hacen los partidos mayoritarios.

“Pienso que en esta ocasión el dictamen no vino de la Secretaría de Hacienda, vino del Zócalo de la Ciudad de México, porque ahí hay un remanente cada año de 18,000 o 20,000 millones de pesos, que lo quieren usar para lo que sea el año que entra”, dijo Llerenas.

Sin embargo, la presidenta de la Comisión de Hacienda, Gina Cruz (PAN), expuso que se trata de que los gobiernos de los estados y municipios responsables en el manejo de su deuda, tengan beneficios.

“Vemos que en la práctica se da un tratamiento igual a los estados que no tienen deuda o mucha deuda, y a los que están muy endeudados”, comentó.

Las reservas a este dictamen que presentó Morena serán discutidas en el pleno de la Cámara de Diputados.