Monterrey, N.L.- El ayuntamiento de Monterrey procederá en 2013 con la reestructuración de su deuda pública que asciende a los 2,122 millones de pesos, con la ayuda de un bróker denominado Law Trading and Consulting que fue autorizado por el Congreso de Nuevo León.

De acuerdo al dictamen aprobado por los diputados locales dicho bróker cobrara el 3 por ciento de comisión por la reestructuración de la deuda municipal de Monterrey, tarea por la cual recibirá un pago estimado en alrededor de 63 millones de pesos.

Alfredo Rodríguez Dávila, presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso de Nuevo León, manifestó que los municipios del área metropolitana como es el caso de Monterrey, han incurrido en un gasto corriente y endeudamiento excesivo e irresponsable en las pasadas administraciones y era necesario poner un alto.

La resolución de los legisladores locales establece que el monto total de los 2,122 millones de pesos de duda del ayuntamiento de Monterrey, serán reestructurados en dos créditos, con un nuevo plazo de gracia de hasta 20 años, uno a tasa fija y otro a tasa variable.

La administración encabezada por la alcaldesa Margarita Arellanes considero conveniente la contratación del despacho Law Trading and Consulting especializado en realizar gestiones de reestructuración de deuda ante instituciones financieras.

El 15 de noviembre pasado en una sesión de Cabildo la alcaldesa Arellanes presento ante los regidores la propuesta para contratar a un bróker para que se encargara de la reestructuración de la deuda, con un pago de una comisión del 3 por ciento.

La regidora priista del ayuntamiento de Monterrey, Carlota Vargas, se opuso a la contratación de un bróker para la reestructuración de la deuda, al argumentar que esos 63 millones que se pagarían al despacho Law Trading & Consulting, era muy costoso para las finanzas municipales y podrían ser destinados a otros programas.

Según la Tesorería de la administración municipal el pago del costo de la reestructuración lo realizaría el Fideicomiso para el Desarrollo de las Entidades Federativas y Municipales (FIDEM) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y no representaría ningún cargo a las arcas de ese ayuntamiento.

Dentro del dictamen del Congreso de Nuevo León se establece también que la renegociación se haga con Banobras, que se consolide el total del pasivo solamente en dos créditos, que se negocie uno a tasa variable de TIIE más 1.22 por ciento y otro a tasa variable del 6.48 por ciento anual en los créditos a tasa fija.

Actualmente, la deuda total del municipio de Monterrey esta distribuida en 6 créditos en cuatro instituciones financieras que son Banobras, Afirme, Bancomer y Banco del Bajío, de acuerdo a información de la Tesorería de ese ayuntamiento.

La crisis financiera del municipio de Monterrey se agravó durante la gestión del ex alcalde Fernando Larrazabal que duplicó la deuda pública y enfrento vencimientos con la Comisión Federal de Electricidad, Agua y Drenaje de Monterrey y el Sistema Metropolitano de Procesamiento de Desechos (Simeprode), este último se dedica a procesar y confinar la basura.