Monterrey, NL. Los proyectos de energías limpias en Nuevo León, tenían el año pasado 4 parques funcionando y 3 en proceso, con una inversión de 1,800 millones de dólares, y la generación de 15,000 empleos, declaró el gobernador Jaime Rodríguez Calderón. Sin embargo, la iniciativa preferente que envió el presidente al Congreso para modificar la Ley de la Industria Eléctrica, cancelará la certeza de inversiones futuras en el sector de energía, coincidieron especialistas.

El presidente del Clúster Energético de Nuevo León, César Cadena Cadena, comentó: “en el decreto dicen es que vamos a darle preferencia a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), eso es cierto, y una de las razones, es que algunos se sintieron desprotegidos porque les están ordenando que despachen las centrales eléctricas en base a la preferencia de CFE, cuando la ley es muy clara que las tenemos que operar en base a la eficiencia”, dijo.

Explicó que eso les da la facultad de decidir qué es bueno para CFE, sin embargo hay muchas plantas privadas que le entregan toda la energía a CFE. “¿Qué trascendencia tiene? Desde el punto de vista legal nos está dejando vivos”, indicó César Cadena.

A diferencia de Estados Unidos, donde se abren las plantas para ofrecerse directamente al mercado, en México ninguna está bajo esas reglas. Así lo expuso el dirigente en una mesa de análisis sobre la iniciativa que reforma la Ley de la Industria Eléctrica, que convocó  el Clúster.

Por su parte, Jorge Arrambide Montemayor, socio del despacho Santos Elizondo, indicó que la iniciativa se tiene que discutir en 30 días en el Congreso, y que en la exposición de motivos en los artículos transitorios 3 y 4 se da facultad a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para revocar los permisos legados (permisos de generación eléctrica para autoabastecimiento, cogeneración y exportación e importación de energía eléctrica).

Arrambide agregó que en el Artículo 3, sobre nuevos contratos de cobertura, se elimina la libre competencia, ya que los permisos van a depender del criterio de planeación de la Secretaría de Energía (Sener).

“El más complicado es el Artículo 101, sobre la eficiencia económica para el despacho, donde dan oportunidad al Centro de Control de Energía (Cenace) para implementar la lista de prelación (un orden donde cierta persona tiene preferencia)”, dijo Arrambide.

“Esto es violatorio por el principio de retroactividad de la ley y en los tratados, como el Tratado Integral  y Progresista de la Asociación Transpacífico (CTTP),  así como el Tratado entre México, Estados Unidos, y Canadá (T-MEC)”, alertó.

Expuso que a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inválida la política de Confiabilidad, se dejaron fuera temas críticos, como nuevos servicios conexos, dijo Arramberri Montemayor.

Los más afectados, dijo Gerardo Prado Hernández, socio de la consultora Sánchez Devanny van a ser los productores independientes, porque se ordena a CFE que determine si son viables, y serán afectados quienes ya hicieron inversiones.

Prado consideró que como país democrático, en México hay que sentarse a discutir en Parlamento Abierto.

El diputado federal de Nuevo León por el PAN, Hernán Salinas Wolberg, dijo que no hay condiciones para avanzar, porque la nueva legislatura entrará el 1 de septiembre y la labor de algunos legisladores es de contención para no modificar el marco actual de esta Ley.