Nacional Financiera (Nafin) canalizó recursos a las mipymes por 16,242 millones de pesos durante el 2013, un crecimiento de 39.9% en comparación con el 2012, informó.

De acuerdo con datos de la institución, en el 2012 otorgó recursos a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) del estado por 11,610 millones de pesos.

Sin embargo, este año, la cantidad de empresas a las que apoyó en Querétaro disminuyó 26.16 por ciento. La institución informó que el año pasado apoyó a 25,181 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en Querétaro.

En tanto, durante el 2012 el número de empresas a las que Nafin destinó recursos para apoyarlas resultó de 34,105.

OPERACIÓN CREDITICIA

La banca de desarrollo detalló que durante enero-diciembre del 2013 destinó 7,314 millones de pesos a través de garantías y 8,928 millones de pesos por medio de crédito.

De esta manera se ha beneficiado a un total de 25,181 unidades de negocio, entre las cuales se encuentran empresas pequeñas y medianas, pero sobre todo empresarios que tienen algún micronegocio , refirió.

Precisó que el crédito otorgado se distribuyó en 98.9% a microempresas, 0.9% a pequeñas, y 0.2% se repartió entre medianos y grandes negocios.

En lo que refiere a los sectores, informó que el mayor apoyo se concentró en el comercio, con 46.6%; le siguió la industria, con 18%; y los servicios, con 35.4 por ciento.

De los recursos, precisó, 32.6% fue otorgado a corto plazo, 56.6% a mediano plazo y 10.8% a largo plazo.

ACTIVIDAD PRODUCTIVA

Respecto del esquema de garantías, el cual se opera a través de los programas pyme con la banca comercial y demás intermediarios financieros no bancarios, la distribución fue: 70.7% a microempresas; 26.9% a pequeñas; 2.3% a medianas, y sólo 0.1% a las grandes, refirió en el documento.

En cuanto a la actividad productiva, Nacional Financiera reveló que 32.2% de los recursos los canalizó al comercio, 17.3% a industria y 50.5% a servicios.

Dichas garantías fueron aplicadas 16.1% a créditos de corto plazo, 36.9% a mediano plazo y 47% a largo plazo.

El destino de los recursos mantiene la misma tendencia que en años anteriores: 85.7% para capital de trabajo y 14.3% para la adquisición de activos fijos.

[email protected]